viernes, 25 de septiembre de 2020

"Zona gris" Poema de María Alejandra Saldarriaga Agudelo


“¿[…] si son las células las que se 
asocian en organismo o si es el organismo el
 que se disocia en
células?”

H. Bergson
 

I

¿Quién responder pudiera, a quién la verdad no dejaría ciego?

Tras la niebla

las figuras enemigas se confunden. 
Una mano —por fuerza— amiga 
agita el viento a latigazos.
Acaso el sueño del esclavo

el agotamiento o la desesperanza.

II

Los empobrecidos 
en espíritu reducidos 
famélicos sedientos. 
Por una moneda deslumbrados.
Los renunciados.
 
III

En este campo

de pronombres disueltos.

Entre ellos y nosotros

la impersonalidad desaparece. 
Casi sangre y ceniza les queda, 
nos queda entre las uñas.

IV

Qué castigo puede ser

el olor a colonia aún en las ropas,
la dentadura completa,
las manos limpias pulcras 
y el cabello sin cortar,
en las miradas desvividas de los reclusos
ya sin luz, despojadas.
 
V

Un llamado al instinto.

De las entrañas:

el hambre el cansancio 
del cuerpo, del espíritu. 
Consumida en la razón 
ya la palabra humanidad. 
Poco más que huesos c
aminan a las cámaras.

VI

Un día más

en los pulmones el aire. 
Desdibujada la conciencia 
en el suplicio de la carne.
La culpa perece.
La elección se aniquila.

VII

En el juego del espejo 
con las manos sucias
y los pies cansados.
Condenados a la impiedad. 
Cómplices.


*María Alejandra Saldarriaga Agudelo. Nacida en 1996 en el municipio de El Carmen de Viboral, Antioquia. Estudiante de Filosofía de la Universidad de Antioquia. Intenta el cuento, la poesía y el ensayo, desde hace algunos años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario