sábado, 6 de marzo de 2021

Curso Historia de la Filosofía


HISTORIA DE LA FILOSOFÍA 


“La historia de la filosofía ofrece interés desde muchos puntos de vista. Pero, si queremos enfocarla en el centro mismo de este interés, debemos abordarla desde el primer momento por el lado del entronque esencial entre el aparente pasado y la fase actual a que ha llegado la filosofía.” 


Georg Wilhelm Friedrich Hegel 


Duración 

10 sesiones (Martes del 6 de Abril al 8 de Junio) 


2 horas por sesión online Google Meet 


6:00 pm - 8:00 pm (Hora Colombia) 

5:00 pm - 7:00 pm (Hora México)
8:00 pm - 10:00 pm (Hora Argentina) 


Precio


USD
40 - EUR 33 - COL 150.000 

MXN 850 - ARS 3,600 


Certificado por: 

OBSERVA A.C.


Inscripciones 

revistainnombrable@gmail.com 


 

Programa:

Curso Historia de la Poesía



HISTORIA DE LA POESÍA 

“La Poesía está tomada aquí en un sentido tan amplio, y pensada al mismo tiempo en una unidad interna tan esencial con el habla y la palabra, que debe quedar abierta la cuestión de si el arte en todas sus especies desde la arquitectura hasta la poesía agotan la esencia de la Poesía.” 


Martin Heidegger 



Duración 


10 sesiones (Miércoles del 7 de Abril al 9 de Junio) 


2 horas por sesión online Google Meet 

6:00 pm - 8:00 pm (Hora Colombia) 
5:00 pm - 7:00 pm (Hora México)
8:00 pm - 10:00 pm (Hora Argentina) 


Precio

USD 40 - EUR 33 - COL 150.000 

MXN 850 - ARS 3,600 


Constancia de participación:  

OBSERVA A.C.


Inscripciones 

revistainnombrable@gmail.com



Programa:

"Trote de fuego" pinturas de Diana Sanchez


Nombre: Trote de fuego
Técnica: Mixta
Medidas:1.00*1.00cm
Año: 2020



Nombre: Trote de fuego
Técnica: Mixta
Medidas:1.00*1.00cm
Año: 2020

Nombre: Trote de fuego
Técnica: Mixta
Medidas:1.00*1.00cm
Año: 2020


Nombre: Trote de fuego
Técnica: Mixta
Medidas:1.00*1.00cm
Año: 2020

Nombre: Trote de fuego
Técnica: Mixta
Medidas:1.00*1.00cm
Año: 2020


Nombre: Trote de fuego
Técnica: Mixta
Medidas:1.00*1.00cm
Año: 2020



*Diana María Sanchez Sanchez, Nace en Guatapé en 1982. Desde muy pequeña le llamaban la atención las creaciones del ser humano como la música, las manualidades, las artesanías, entre otros. A los 23 años decide estudiar artes plásticas en la Academia Sócrates. Donde fue coordinadora de proyectos de la esta misma  con militares presos en el Batallón Pedro Nel Ospina y la Cuarta Brigada. Esta experiencia ha sido una de las más importantes en su vida artística, ya que en ella podía darles un momento de creatividad, creación, tranquilidad o catarsis, cosas que el arte puede lograr en los seres humanos. En el 2018 hace el diplomado en Artes Plásticas en la Universidad Nacional, nominada a el premio Antioqueña de oro, ganadora del premio de la organización  nevado de oro de Argentina el 2019, ganadora del premio a la excelencia de la organización  de España Mar de cristal en el 2020,  ha participado en gran cantidad de exposiciones nacionales e internacionales,ha teniendo  publicaciones en la revista Colombia y el arte, Punto de Encuentro de Colombia, Thotem de Argentina. Es gestora cultural, directora del periódico Punto de Encuentro, hace parte de la red de mujeres REMAR, socia fundadora de la Corporación Génesis, directora de Pro libertad y Derechos Humanos  en América en Colombia, periodista del círculo de periodismo  (Cipres) Para ella el arte simboliza la conexión con lo más profundo del ser. Allí se reflejan las emociones, los pensamientos, las creencias y vivencias en la vida. Sin arte el ser humano estaría muerto en vida. 

"La balada del último hombre" poemas de John Gómez


La balada del último hombre


El último en morir

por favor que apague la luz,

que salga de la ciudad gris,

que vaya a las montañas

y respire el aire frío de la niebla,

que se quede allí el día entero

contando pájaros,

sintiendo la lluvia caer,

que pruebe a contar también

cuántas casitas devora la hiedra

y le declame un par de poemas al eco,

que tararee una canción aprendida

en la niñez,

una copla o un refrán,

de esos que enseñan los abuelos, 

y le pida perdón a los bichos,

a nombre nuestro.

Y por favor que apague la luz,

que cierre la puerta con cuidado

de una vez y para siempre.


Solo


Los rumores son cuchillos en el pecho,

las palabras se atoran

      en la horca de las horas,

¿qué hay del otro lado del tiempo?

El viento es un perro viejo

—un perro famélico y triste—,

el silencio,

      una invitación para la muerte,

¿de qué me sirven las botellas?

¿de qué me sirven los poemas?

¿de qué me sirven las palabras

      más que para acuchillar el vientre?

El reloj es un tirano milimétrico

que se masturba a medianoche.


Soy el último hombre en la tierra,

sentado en medio de la sala,

sin que nadie toque la puerta.



Epitafio


Al otro lado de la muerte

quisiera arder

en una tumba florida,

ver quemarse los insectos

que anidan en mi pecho

y así, de polvo al polvo,

cabalgar el viento,

meterme en los ojos de la gente,

caer en una lluvia de lágrimas

por las alcantarillas,

volver al mar

como el difunto más hermoso del mundo,

hecho de algas y recuerdos,

flotar hasta encallar

en la memoria

de los que quise alguna vez,

y quedarme allí,

como un fantasma,

soñando el mundo

que aún lo habita.


*John Gómez (Bucaramanga, 1988). Magíster en Filosofía y Escritor. Director de la plataforma cultural Alter Vox Media y la Editorial Sátiro. Socio fundador de la Librería Cinicoteca. Creador del Certamen Nacional de Poesía Basura John Gómez 2021. Perdedor en infinidad de concursos, premios y convocatorias literarias Autor de XIII (2019), No te creas poeta (2019), Fantasmas (2020) y Baladas Baladíes (2020). Detesta las mafias alrededor de las instituciones culturales. Sueña con la llegada del fin del mundo. 

jueves, 4 de marzo de 2021

"Ser de otoño" pinturas de Carla Lorena Mariño Pacar


Nombre: Arietes
Técnica: Acuarela
Medidas: 20*30cm
Año:2020



Nombre: Otoño
Técnica: Acuarela
Medidas: 20*30cm
Año:2020


Nombre: Ser de otoño
Técnica: Acuarela
Medidas: 29*42cm
Año: 2020



Nombre: Reposo
Técnica: Acuarela
Medidas: 29*42cm
Año: 2020



Nombre: Harmony
Técnica: Acuarela
Medidas: 20*25cm
Año: 2020



Nombre: Flor caminante
Técnica: Acuarela
Medidas: 30*30cm
Año: 2020




*Carla Lorena Mariño Pacari. Nació en La Paz- Bolivia. Tiene realizado sus estudios en la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) en la carrera de Diseño gráfico (2019). Actualmente es estudiante en la Academia Nacional de Bellas Artes “Hernando Siles”.Tiene varias exposiciones colectivas y participó en concursos como “El valor del dibujo” Fernando Montes Peñaranda (2017). Ganó el 1er Concurso en fotografía “Trata y tráfico de personas” Conaltid y la unión Europea (2018). Finalista en Fotografía en el”Premio Plurinacional Eduardo Abaroa ” (2018). Las técnicas que mayormente utiliza es la acuarela y el dibujo.

"Como odio a ese maldito país" relato de Rafael Mario Martinez


Odio la tonta y mediocre afirmación de que es el mejor del mundo. Se basa en absolutamente nada. Que los paisajes, que sus mujeres, que sus riquezas naturales. Ni sus paisajes se comparan a las montañas asiáticas ni sus mujeres a las bellezas nórdicas, pero riqueza, su petróleo, como odio ese maldito excremento que solo trajo ignorancia y corrupción.

Odio el marketplace del miss. Odio como ese gusano entra en los cerebros de la gente, de las niñas que sueñan con esa pasarela, cual gusano devorando la manzana podrida, en la cabeza de familias enteras que exhiben y exponen a sus princesas ante lo que seguramente es un mercado clandestino de deseos y favores sexuales. La miss es la única que se lleva la corona y el respeto, las demás solo tienen dos opciones: seguir con sus vidas, si es que la tienen, o entrar al mercado de los besos sin amor. Odio al maldito Osmel y su enferma mariconería pseudo fashionista.

Odio perversamente la necesidad en la gente de dar lastima y odio mas la de admirarla. Odio que se pretende siempre dar gracias porque no morimos o no nos mataron: odio que sea normal que en ese miserable lugar te maten. Odio que aplauden al desgraciado porque logró tener un par de zapatos. Odio que amen la lastima y la hayan hecho su enfermo credo social. 

Odio a los militares de ese maldito lugar. El aspecto que tienen de malandros, que combina perfectamente con los tonos tierra de sus uniformes. El aire de autoridad que sienten tener en las barriadas donde viven y el viejo y mate aspecto de sus fusiles. Odio la mirada de sus ojos vacíos y la viscosa risa falsa: imagino que son vestigios de sus años en la academia, cuando les tocaba ser la "cantimplora" de la camareta y saciaban la apetencia de otros ojos vacíos arrullados por viscosas risas falsas.

Odio sus malditos aeropuertos, pasarelas de lágrimas que, acompañadas con esfuerzo mnemotécnicos, tratan de grabarse ese rostro, con la certeza de no volverlo a ver jamás y que probablemente con el tiempo se difuminara de la memoria. Odio la burocracia que ahí habita. Las miradas, de rencor de los que ahí trabajan, envidiando al que se va. Odio a los que llevan las maletas, buitres usando corbatas, por primera y última vez en la vida, que acechan a los recién llegados a cambio de una limosna que ellos ven como bien habidos honorarios profesionales. Odio a los militares.

Odio a los influencers, a los de allá. Carpinteros de escenarios de teatro, chantajeando a marcas y comerciantes, evadiendo impuestos y vidas, vidas que para nada se embellecen con filtros ni brillan en HD, son vidas UHF. Odio a sus masas, a su sequito, que sin dudarlo entregan la razón por el hashtag y cual sabueso salvaje ataca a quien se le diga. Odio el intercambio de likes. Odio de ellos sus tetas, sus culos, sus paquetes, sus abdómenes; sus deliciosos cuerpos que empujan a más de uno a sacar la tarjeta de crédito o a mendigar packs en grupos de Telegram. Odio más a las mujeres y hombres que provocan, pero no se venden. Odio que quiera que algo malo les pase y tengan la necesidad de venderse. 

Odio a los activistas y sus causas. A los que defienden los derechos humanos con ferviente espíritu socialista. A los que defienden los derechos de la mujer con el afán de un nacional socialista. A los que defienden los trastornos mentales con la deficiencia mental de un demócrata. Odio que el hombre ataque con sus manos, sus miradas y sus acciones a la hermosa flor que es la mujer; odio que la mujer ataque con sus prejuicios, desconfianza y sus acciones a la hermosa flor que también es el hombre. Odio que se haya olvidado que no toda mujer es puta y que no todo hombre es violador. Odio que los hombres se hayan olvidado del compromiso hacia el amor a la mujer, a los hijos. Odio que la mujer, porque puede, porque quiere, porque es su derecho, sea ahora una impune asesina a voluntad. Odio que uno mate a su familia mientras duermen y que la otra la mate mientras crece.

Odio su estúpida viveza. Todos los días, todo el día viendo a quién joder, a quien quitarle dinero, a quién embaucar. No, tus cosas no valen más porque tú quieras, no, tu carro no vale más que uno nuevo, no, el libre mercado no funciona ni puta cerca de la manera que tu piensas. Esa viveza, culpable de al menos el 50% de lo que pasa hoy. Se alimento de cupos, de carpetas, de bonos. Emigro, y ahora se alimenta de iglesias, ONG, formas migratorias, caridades, fondos federales y cualquier otra cosa que ayude pagar la cuota del Toyota y del iPhone. Malditos.

Odio su conformismo, el pensar que se podría estar mejor. Pensar que al menos se tiene algo. Por eso ese maldito país nunca mejorara, ¿cómo puede cambiar algo cuando la gente piensa que todo está bien? El optimismo es estúpido, infértil, es lastima auto infligida. Es la herramienta del mediocre, el que está bien con que salió de esa manera y agradece que no salió de otra.

Se que Dios odia a ese país también, sus perversiones, su destrucción, su falta de comunión, sus colores pasteles como episodio de bajo presupuesto, con luces de concreto, con olor a mierda de caballo, con putas, maricos, pedófilos, travestis, y heterosexuales, con wannabes de gringos, con comunistas, con opositores, con traidores, con asesinos, con hipócritas, con artistas, con Roque Valero y sin Simón Diaz, sin con los que nos mataron, con tiendas de ropa barata, con envidias, con nada de garbo, con periqueros borrachos, con borrachos llorones, con llorones maricones, con el llano, horrible llano, horrible música llanera, horrible zoofilia, con beisbolistas ordinarios, con malas personas (como yo), con inadaptados (como yo), con escritores mediocres (como yo), con memorias de la infancia, con las primeras veces, con los muertos que enterramos, con los besos que nos ganamos, con los amigos que nos olvidaron, con aquellos que ya no recordamos, con los amaneceres en la playa, con los whiskeys en la noche, con los libros en la colonia, con la parrilla en la casa, con el beso de mamá en la mejilla, con la mirada que nos atrapa, con el sexo que nos controla, con la comida que nos llama, con el calipso que nos intriga, con el Henri Pittier que no es esa cagada del Ávila, con los diablos que bailan y las putas que cantan, con el mar del Peñón, con la cama de la infancia.

Como odio a ese maldito país, ojalá Dios algún día me permita regresar.


*Rafael Mario Martinez, 1979. Nacido en Estados Unidos vive en Venezuela desde niño donde cursó y obtuvo el titulo de Abogado. Profesor universitario y abogado especialista en Derecho Informático y Bancario. Emigra a Estados Unidos debido a la situación social y política de Venezuela, donde se establece y actualmente reside. Escribe cuentos cortos, enmarcados en el estilo noir y en el dirty realism, buscando en estos la critica social y política a la situación latinoamericana, especialmente a la venezolana.

miércoles, 3 de marzo de 2021

"Dionicio" Collages de Luis Julio Carvajal (GatoQLadra)


Nombre: Reina

Técnica:  Collage digital

Medidas: 3464 * 2309

Año: 2021 




Nombre: Dios baco

Técnica:  Collage digital

Medidas: 935 x 1247 

Año: 2021 




Nombre: Maru

Técnica:  Collage digital

Medidas: 3464 x 3464  

Año: 2021 




Nombre: Recuerdo

Técnica:  Collage digital

Medidas: 1080*1153

Año: 2021 




Nombre: Cumbia

Técnica:  Collage digital

Medidas: 2598 x 3464  

Año: 2021 





Nombre: Desfile

Técnica:  Collage digital

Medidas: 2598 x 3464   

Año: 2021 




Nombre: Punqueta

Técnica:  Collage digital

Medidas: 3464 x 3464 

Año: 2021 




Nombre: Dionicio

Técnica:  Collage digital

Medidas: 935 x 1247 

Año: 2021 





*Luis Enrique Julio Carvajal GatoQLadra nace en Barranquilla - Colombia a los dieciocho días del mes de mayo de 1994. Egresado del programa de licenciatura en educación artística en la universidad del atlántico donde afianzo su interés por las artes plásticas, artes dramático y el collage. Siendo profesor de arte y cultura en la fundación mi alegre infancia, que le da la oportunidad de experimentar dentro de la estética y concepto de lo infantil, dadaísta y abstracto que de igual forma adoptan sus piezas. Miembro de la escuela de mediadores del museo de arte moderno de Barranquilla donde redescubre su interés por decodificar poéticamente el caribe. Collagista experimental de “ventanas” de universos carnestoléndicos, oníricos y absurdos como la vida misma.

¿Qué es la poesía? poemas de Gabriel Jaime Caro (Gajaka)


Mírame a mi, que pasa desaperciba o demasiado espacio para pretender crear en la escritura, que es una, con varios pilares de sabiduría. La fuerza de la imaginación que es el espíritu crítico, con sus tropos despidiendo rayos o meras circunstancias de la vida que no logran eclipsar, porque el poeta es uno, no importa que se le parezcan, y se cuentan en la palma de la mano.


La flexibilidad estoica

La muerte es ese ballet, desde toda distancia. A poderoso ángel suena la inexplicable persona. ¿Prestante inquisición de laboratorio, la persona esa qué maldice? Si, inquisidor esquizoide ha burlado la historia de la sicología del siglo 19.  A declarado que la tortura es el placer de terminar la vida.

La carencia de mis pies voladores (todos miraron). Estrellas que son para cada encanto, las conchitas amigas. Complejo antimachista. Hay que pagar caro hacerse entender. Sinfonía de los salmos de Stravinsky.

Pobre error que se repite, entrante infierno de calles cuadradas como Estados. La inmisericorde dama islámica o la de Asia Menor, fenicia, que amaba los perros, lo mismo la Mab, era falso. La cicatrice del colapso de los sueños. ¿Pero de dónde venían los perros egipcios?

Otra cosa es la madre de la prosa lógica: solo los escogidos medio rasurados y voladores, comen gordo. 

Divertimento como de The Fairyʾ s Kiss de Stravinsky,  mientras sangra lo que sangra a punta de paliativos.  ¿Semiótico y ciego ante el jardín perplejo de Epicuro, no va de retro manía? 


Campo de nudistas


Si estaba resuelto a la desnudez por ocultamiento, recuerda que afloramientos de mensajes sicosibilos lo que traen siempre es hambre de Dios, y rica imagen. De la adefesia muerte de la experiencia disimulada; así yo logré escalar al menos para ver comer a las águilas, y quedarse en cataratas para siempre.

Si lo que más borran es la conciencia y su ética, aprete esa moral de neoliberal, abstracteco. Malhechor te aconsejo, vuélvase mula de una vez. Salga de esa mina dónde el renacuajo de Ulises espera ser rezado.

Iluminación y luz no gobiernan el paraíso, aunque el ángel es de la vida y de la muerte. Habita lo que desaparece, entra completamente al hilo de sol a ver sus hijos colgados de la percha. Ateo ciego.

Naturalista tornasolado, tira la dulzaina desde lo alto del corredor en la tormenta invernal, de budistas tapados de sueños primerizos, que ahora son inmortales… Lejísimos y putrefactos de medidas de perfección humana con los cheques viajeros del siglo 19 y 20.


Nunca el violín había sido tan maravilloso 

desde Sherezade de Rimsky – Korzakov.

Prueba superada de cuerdas famosas que llegan al límite, el intenso río que cae suspendido, la piel a pulsos en el escenario. La otra juventud.

La increíble sabiduría marracachafa  engaña a sus clientes, con la paloma eficaz venida de su viaje por escapatoria. Torcaz que sirve de médium entre mi muerte y las del círculo de proporciones siberianas.

Esa vida tiene nombre, y te habita desesperada por tu falta de tino y resto. La falsa mediana edad. Es la falsa mediana edad cuándo cae con el telón.

Yo arrastraba rocas desde desiertos, hasta la isla de Pascua iban a dar. Usted es puro pasado, ni sus barbas rojas colindan con la indecencia. La perfecta danza y su método abrasador.

Es la soledad bien administrada, que te comes los 16 violines de La Disidencia en el limbo, te pones a moverte con tu dolor de cabeza en el hombro, cumbia que te vas de ronda. 

Te derrites en esos brazos  de la Sherezada pati rubia, desproporcionada ante la mirada absorta de Cervantes. Salió a la cubierta y le dio un único beso, el cuento esta vez solo sucedía en las aventuras del viejo hidalgo, Don Quijote.

Adelántese usted don Alfonso Reyes con sus cuentos, y con su primeriza Amaranta en El mensaje enigmático.


La esencia del ser es la risa, viene de un título ensayístico. 

¿Quién te ha dicho, de frente, qué eres un encantador de serpientes, tu propio desdén, ni el cambio extraordinario de una mujer ociosa, te interesan? 

No, mientras se axioman mis sabias palabras, tarareando ronroneas a mi deseo de juguete. La prueba milenaria se sonríe una vez más, de al menos de políglota ve para pasar el tiempo en el crucero de verano, a medio avisar. Aventuras Sigilosas.

Hablan son los alcoholes (y los epigramas), versión de Apollinaire, al que no le cabe el cerebro por el pasador del antiguo y horroroso sultanñero. 

No, el corazón digamos marchitado, solo necesita agüita. La bailarina descojonada y solitaria en su vejez de moco, ahí parada y tu parado.

¿Y de quién son estos falsos culteranos? De quién iba ser, de la Risa de Demóstenes, rara, I, II, y III.

El despertar de los autistas en la Escalera al cielo de Led Zeppelin. Luego el son y la trova cubana, el tango que enfurece a los moralistas, y ese cuello estrangulado para el monólogo contra la herida que si es vida isabelina.


*Gabriel Jaime Caro (Gajaka), 1949, Medellín, Col., Poeta, editor, cofundador de varias revistas de poesía, entre ellas, Siglótica, y Realidad Aparte en New York. Pintor (ilustrador) y bloguero. Crítico de cine. Ha publicado 8 libros de poesía, entre estos, 3 volúmenes de la Risa de Demóstenes, rara, El libro de los seres Inútiles, Orvalho (tríptico con otros dos poetas), El eco de este ardid, 21 poemas, y Hasta el sol de hoy, poemas reunidos.  Los poemas publicados por El Innnombrable son inéditos y pertenecen al libro La muerte es ese ballet (Poesía Neoberraca), a publicarse en editorial Amargord, España, este año.