Ver una entrada al azar

viernes, 7 de junio de 2024

"Eternidad en un instante" poemas de Carmen Alicia Pérez Gómez


¿QUÉ HACER CON LA SED?


Un hombre duerme cerca de un oasis,
                                                        tiene sed.
El agua se agota, como se agota
                       la imagen ilusoria del sediento,
bebiendo aguas que no terminan de saciarlo.
Dormido, enceguecido por la modorra,
busca a tientas algún pozo de agua para calmarse.
Aunque halle mil agujeros, seguirá teniendo sed.
¿Qué hacer con la sed
                        que se incrementa al pie de un oasis?
 


CEGUERA


Los ciegos deslizan sus manos
                   por los bordes de las formas,
desatar un nudo, implica tensar
                   una cuerda que ya no es lisa,
para ellos el agua es la misma
                                en todos los tiempos.
¿Por qué cuestionar el origen histórico
                                               de las cosas,
si todos provenimos de aguas distintas?
Nadie cree en la metamorfosis de la gota
                                que brilla en el pasto.
Los ciegos se adentran en
              las profundidades de las cuevas
con la certeza de seguir caminando,
                                             en la ceguera.
Despertar no es una opción,
                                        aunque de golpe,
la luz de un espejo,
                                les vibre los párpados.

DUELE


Duele la piel al roce con las hojas secas
y los huesos sedientos de humedad.
El sol es inclemente.
¿Habrá piedad para las pobres
                                    que amamantan
con la sed incrustada en sus espaldas?
Ella recoge los últimos granos del día.
En casa, los niños lloran de hambre.
La madre es un río interminable
                          perdido en el maizal,
tiene sed de encontrarse, y los hijos
                      detienen el vertimiento.
Es imposible abandonarse,
                  cuando el cuerpo se divide
                y algunas partes son el oasis.
 


ETERNIDAD EN UN INSTANTE
 
A mi pequeña Alma, que fue Luz desde antes de nacer.
 
Abro los ojos cuando todos duermen
La luz de dos túneles diáfanos me atrapa
me adentro en ellos y no siento miedo
tal vez porque en el fondo vislumbro tu sonrisa,
tal vez porque el miedo ha huido.
—Ya los perros olfatean y no ladran—
y los surcos se han llenado de agua
—ya no hay sequía—
Afuera llueve, gotas de agua pesadas
—como de hierro—
He visto varios lacerados
                  por poco mi alma se agujera,
pero ahora me he adentrado
                      en estos dos túneles diáfanos
en estos dos cuencos de luz que son tus ojos
                                            y me he salvado.



*Carmen Alicia Pérez Gómez (Cereté, Colombia - 1992). Licenciada en lengua castellana de la Universidad de Córdoba, especialista en gerencia de proyectos, maestrante en Estudios Avanzados del Teatro, poeta, actriz, dramaturga. Con más de 13 años de experiencia en el área literaria, artística y cultural. Textos de su autoría han sido publicados en medios impresos y virtuales de carácter local, nacional e internacional. Ha participado en importantes eventos literarios, como la Feria Internacional del Libro de Bogotá, el Encuentro Nacional e Internacional de Mujeres poetas de Cereté, Festival Internacional de Poesía de Medellín, festival Wine and Poetry (Chile) entre otros. Ha sido miembro activo de innumerables colectivos artísticos. Finalista en el concurso nacional de poesía Casa Silva, “la palabra, espejo sonoro” (2019). Ganadora del primer concurso internacional de poesía, “Manuel Zapata Olivella” XVIII Parlamento Internacional de Escritores Cartagena de Indias 2020. 2do puesto en el premio internacional de poesía Luigi Vanvitelli (Italia, 2024). Libros publicados: Silencio en el espejo (2020) Poemas de la Sed (2023) Obras inéditas: Árboles de piedra (poesía) La Casa (teatro) Olvido (cine) Círculos (teatro) Burdel poético (teatro). Actualmente es integrante del colectivo de mujeres escritoras “Volverán las oscuras golondrinas” y fundadora del colectivo de mujeres artistas de Montería, “Teatro nómada”.

miércoles, 5 de junio de 2024

"Dos Conejos" pinturas de Maribel Cháves Roldán


Nombre: La Caza del Conejo
Técnica: Acrílico sobre lienzo
Medidas: 70 CM x 70 CM
Año:2023


Nombre: Vista al horizonte 2
Técnica: Acrílico sobre lienzo
Medidas: 50 CM x 50 CM
Año: 2024




Nombre: Elton
Técnica: Acrílico sobre lienzo
Medidas: 30 CM x 50 CM
Año:2023



Nombre: Dos Conejos
Técnica: Óleo y hojilla sobre lienzo
Medidas: 70 CM x 50 CM
Año: 2023



Nombre: No Dualidad
Técnica: Óleo y hojilla sobre lienzo
Medidas: 30 CM x 30 CM
Año:2023



Nombre: Salvador
Técnica: Mixta
Medidas: 30 CM x 30 CM
Año:2023



Nombre: Altruismo
Técnica: Óleo sobre lienzo
Medidas: 30 CM x 30 CM
Año: 2023



Nombre: Compasión
Técnica: Óleo y hojilla sobre lienzo
Medidas: 30 CM x 30 CM
Año:2024




*Maribel Cháves Roldán, tiene formación en Artes Escénicas (Teatro) y en Artes Plásticas, en la facultad de Artes de la Universidad de Antioquía. En 1996, viajó a Bogotá donde se graduó en el año 2004 como Tecnóloga profesional en Cine y Fotografía. Durante este tiempo fue actriz en varios grupos de teatro y uniones temporales de creación. A finales de los 90s y hasta hace poco, eventualmente, participó como actriz de cine y televisión en algunas producciones.  Trabajó como tallerista y docente de Teatro, Expresión Corporal, Expresiones Artísticas, Lenguaje Audiovisual y Apreciación Cinematográfica en diferentes instituciones en la ciudad de Bogotá y Medellín. Después de vivir 12 años en la capital y obtener su título en Cine y Fotografía, regresó a Medellín en donde trabajó como Profesora Universitaria y Gestora Cultural y fue entonces cuando decidió ingresar nuevamente a la Universidad de Antioquía a estudiar “Maestría en Artes Visuales”. Con la llegada de su hijo se retiró de la academia y se dedicó tiempo completo a ser madre. Ocasionalmente pintaba retratos y cuadros que le encargaban algunas personas y galerías de esa época. Entre ser madre y pintar eventualmente, fue invitada a participar en la exposición colectiva; “D-6 Seis miradas sobre un mismo paisaje” en la galería Escarlatta que seleccionó a seis artistas jóvenes de aquella época, con propuestas pictóricas prometedoras y diferentes a lo que se exhibía en las galerías del momento. Después de esto dejó de pintar por muchos años hasta la llegada de la pandemia, donde encuentra en los pinceles refugio en medio de la incertidumbre. Durante el primer trimestre de 2023, realizó una diplomatura en “Arte Terapia”, lo que le permitió encontrar un nuevo rumbo en sus pinceladas; pinta e intenta hacer de su obra una simbiosis de lo aprendido del cine, la fotografía, el teatro y la vida. En la actualidad, forma parte del “Colectivo Artístico y Cultural de la Revista Innombrable” y es aprendiz de pintura y técnica del óleo con el reconocido pintor y maestro Dorian Flórez. Está en constante construcción y exploración de un estilo propio en su expresión pictórica, mientras continúa formándose y adquiriendo herramientas que le permitan ser asertiva en su ejercicio como artista y facilitadora.

"Doble acento para un naufragio" reseña de Yuleisy Cruz Lezcano por Hiram Barrios


Doble acento para un naufragio: 

Yuleisy Cruz Lezcano y la nostalgia como poética

Hiram Barrios


Decía Baudelaire que “El genio no es más que la infancia recuperada a voluntad”. Acaso por ello la evocación suele ser el instrumento predilecto del poeta. Quien escribe aspira a volver a la casa paterna, a la niñez, porque intuye que rememorar los primeros años de vida es habitar un refugio que nos abre las puertas de la poesía. Doble acento para un naufragio / Duplo sotaque para um naufrágio (2023) de Yuleisy Cruz Lezcano (Cuba, 1973) es un poemario que se lanza a esa recuperación de la infancia. Se trata de un libro que indaga en la memoria para buscar un asidero que permita entender el aquí y el ahora. Este libro puede leerse como la bitácora de un viaje existencia, pero también como una confesión que transita de la nostalgia por años de infancia y la patria perdida, a la gratitud por alcanzar un puerto de arribo, por la llegada a una nueva Ítaca.

            El mar, la ventisca, el oleaje y, por supuesto el naufragio, figuran como elementos que dan cauce a uno de los temas centrales: el dolor por la partida, pero también el anhelo de un regreso que llena de vitalidad el canto. El libro está conformado por cuarenta y cinco poemas en los que descuellan las imágenes tomadas del mundo marítimo, y más aún: del fluir del agua como símbolo dual de trasformación y permanencia:

Antes o después me iré.

Se quedará quien fui

sentada sobre una piedra,

mirando a orillas de un río

como tiemblan las hierbas.

            Los poemas de esta colección son también un balance de lo vivido, y sobre todo, de lo escrito; de la relación tan íntima que todo poeta establece (y enaltece) con el lenguaje como un vehículo con el que crea y recrea su mundo. El tema de la nostalgia no sólo se aprecia en las reminiscencias de la infancia o la memoria como función discursiva, sino también en la elección del español: Cruz Lezcano nació en Cuba, pero radica en Italia desde hace más de treinta años y es en la lengua de Dante en la que ha dado a conocer una obra literaria basta, que incluye libros de poesía y de narrativa. Volver a la lengua madre es de hecho el regreso nostálgico más profundo en este poemario.

En Doble acento para un naufragio / Duplo sotaque para um naufrágio también hay cabida para la contemplación del ahora, para la búsqueda de lo momentos que enriquecen el presente. Asimismo, para el homenaje literario, para la recuperación de las influencias o admiraciones que todo poeta lleva consigo y hace latente en su escritura. Pizarnik, por ejemplo, está presente como inspiración, pero también como introspección y punto de partida.

            Doble acento para un naufragio / Duplo sotaque para um naufrágio es, hasta donde tengo noticia, el primer libro de Yuleisy Cruz Lezcano escrito en español. Y es también el primero que publica fuera de Italia. El libro fue editado en Portugal por Edições Fantasma, y cuenta con una traducción al portugués a cargo del poeta y traductor Carlos Ramos. El prefacio corre a cargo de la poeta española María Calle Bajo, de quien recupero esta afirmación que suscribo plenamente: “Sus versos son esbozos de la más anhelada infancia cubana, sus estrofas desdibujan las pulsiones de juventud y en su nota dominante de madurez se erige la fragilidad del atesorado tiempo”.


Doble acento para un naufragio. Duplo sotaque para um naufrágio.
Prólogo de María Calle Bajo.
Traducción al portugués de Carlos Ramos.
Edições Fantasma, 2023.

 

LIBRO OLVIDADO
 
Sucede que estoy cansada
de ser humana.
Ocultas están las palabras
que dicen la verdad,
enterradas en la inmensidad:
Barreras, fronteras, infinito,
abismos, bosques, montañas,
aliento para bajar y escalar.
Sirve una llave
para surcar puertas abiertas,
un reloj despertador
para madrugadas despiertas,
indicación de un paraíso,
lugar donde despertar los sentidos
como niños, bailando.
Estoy cansada de seguir buscando
el lugar donde nacen hombres.
La marea miente,
en la playa saliendo
el mundo aborta su vientre,
esconde la llave para abrir
un jardín que espera.
Y yo cansada de esta quimera
me vuelvo holgada manta,
como un pájaro que canta
abrazo la atmósfera.
Como si otra en mí creciera,
aunque si no tengo frío,
brindo el calor mío,
aprendo la ley de la calidez humana.


 
IDA Y REGRESO
 
Antes o después me iré.
Se quedará quien fui
sentada sobre una piedra,
mirando a orillas de un río
como tiemblan las hierbas.
Me iré.
Se quedará mi oído secreto
con la cabeza inclinada
para escuchar
una canción apretada
en una gota de rocío.
Se quedará algo que fue mío
dentro el alma de una flor
protegida del frío.
Me iré,
pero cuando la noche duerma
despertaré con el llanto del viento,
sombra ligera,
en apariencia florecida.
Regresaré de nuevo a la vida
al reventar del alba
de un día cualquiera.


A ALEJANDRA PIZARNIK
 
Vi a Alejandra Pizarnik
en los ojos de un pájaro
sin árboles,
en las ramas de ese árbol
sin aquel pájaro,
como quien se quita del camino
con el ala tendida al aire inútil
y el pecho bien vacío
de los lugares del canto.
La vi, con el corazón roto,
pedir limosnas,
un poco de caricias,
con lágrimas gruesas
y ríos y ríos de llanto.
La vi en sus versos
con los ojos perdidos,
en una necesaria ciega omnipresencia,
sin conocer la ciencia
de decir adiós y seguir viviendo.
 
 
 
DONDE LADRAN LOS PERROS
 
Los perros llenan
el silencio de la muerte
con ladridos,
no para el oído,
mas para la posibilidad de perecer
en flujos donde pasa
el reflejo de la sangre.
La lengua rota de sueños de paz
es demasiado ligera para caer
pero puede ejercer su poder
en este occidente que habla para complacer
la obsesión de palabras
que no sacian
todas las mentiras, que engordan
más que un cabaret de pasteles,
llenos de azúcar y de mermeladas.

 

*Yuleisy Cruz Lezcano. (Cuba, 1973). Radica en Marzabotto, Bolonia. Emigró a Italia a la edad de 18 años. Realizó sus estudios profesionales en la Universidad de Bolonia, donde consiguió el título en Ciencias de la enfermería y obstetricia. Cuenta además con un segundo título en Ciencias biológicas. Trabaja en la salud pública. En su tiempo libre ama dedicarse a la poesía, la narrativa, la pintura y la escultura. Ha publicado los siguientes títulos: Pensieri trasognati per un sogno (2013), Fra distruzione e rinascita: la vita (2014), Diario di una ipocrita (2014), Vita su un ponte di legno (2014), Cuori Attorno a una favola (2014), Tracce di semi sonori con i colori della vita (2014), Sensi da sfogliare (2014), Piccoli fermioni d’amore (2015), Due amanti noi (2015), Credibili incertezze (2016), Frammenti di sole e nebbia sull’Appennino (2016), Soffio di anime erranti (2017), Fotogrammi di confine (2017), Tristano e Isotta. La storia si ripete (2018), Inventario delle cose perdute (2018), Demamah: il signore del deserto – Demamah: el señor del desierto (2019), L’infanzia dell’erba (2021) y Doble acento para un naufragio - Duplo sotaque para um naufrágio (2023). 

Su poesía es presente en distintas antologías y revistas sea italianas sea Internacional y ha sido traducida en distintos idiomas. Es miembro de honor del Festival Internacional de la Poesía de Tozeur en Túnez. Ha obtenido numerosos premios literarios en distintos certámenes tanto de Italia como del extranjero.

miércoles, 29 de mayo de 2024

"De brotes y pegotes" obras de Mario Ángel Quintero

 

Nombre: Noticias
Técnica: materiales mixtos sobre mdf
Medidas: 22.5" x 22"
Año: 2024



Nombre: Maleza
Técnica: materiales mixtos sobre mdf
Medidas: 22.5" x 22"
Año:2024



Nombre: Estrías
Técnica: materiales mixtos sobre mdf
Medidas: 22.5" x 22"
Año:2024



Nombre: Erupción
Técnica: materiales mixtos sobre mdf
Medidas: 22.5" x 22"
Año: 2024



Nombre: Clima
Técnica: materiales mixtos sobre mdf
Medidas: 22.5" x 22"
Año: 2024



Nombre: Cataratas
Técnica: materiales mixtos sobre mdf
Medidas: 22.5" x 22"
Año: 2024



Nombre: Biopsia
Técnica: materiales mixtos sobre mdf
Medidas: 22.5" x 22"
Año: 2024



Nombre: Erupción
Técnica: materiales mixtos sobre mdf
Medidas: 22.5" x 22"
Año: 2024




Todo acto de resistencia es un brote o un pegote. 

El brote intenta poner en crisis la epidermis del gran organismo,  creando irritación, provocando respuestas histamínicas, provocadas por delirios de inmunidad del gran organismo.  En el caso del pegote, es importante reconocer que la superficie es todo lo que queda a la metáfora. Así que es doblemente importante no ceder, ser recalcitrante frente a los atentados destierros, rechazar cada estrategia hegemónica de desplazamiento, ya que siempre son en nombre de una supuesta estética de "limpieza".

*Mario Ángel Quintero, elabora ilustraciones para Revista Interregno (1997), Poema de Nueva York (Omar Castillo, 2007), La alegría de decir (Luis Iván Bedoya, 2009), El escritor y sus lecturas (Editorial Ateneo, 2010), entre otros. Exhibición grupal: Amnistía (MAMM, 2009). Exhibiciones individuales: Cirugía (Galería Exfanfarria Teatro, 2008) y Prueba de sobrevivencia (Casa DeAmbulantes, 2011). Su trabajo plástico se destaca en las siguientes revistas y periódicos internacionales: Miniature Forests 2/3 (2010), LAKEVIEW INTERNATIONAL (2013), ALARABY (2018), y Revista Innombrable (2021).

martes, 28 de mayo de 2024

"Réquiem a cuatro estaciones" poemas de Clara Herminia Serna Montoya


— PRIMAVERA —
 
Tempestad
 
En mis manos aprendí
La forma de navegar en tus pupilas
El infinito oscuro rompió un grito en mi garganta
Se desvanece la locura de la noche
Y al llegar el alba hasta el cuarto
Los rayos hirieron las cortinas
La tempestad estaba adentro.
 

Pared de cristal
 
En el fondo del atardecer diverso
Como un ave migratoria
Al olvido de los trenes de mi tierra
El sangrante paisaje empezó a perpetuarse
Un manto de bruma borró el horizonte
Extraños jirones de niebla
Velaron como cortinas
Las paredes de cristal.
 

— VERANO —
 
Luna prendida de mi mano
 
Contemplé las aves como frutos del árbol
Día de lluvia gris día de frío gris
Cómo amanecieron no importa
En el árbol siempre hay nidos de vida
Algo nuevo nace y muere
De mi mano se prendió la luna
En el asombro y la mudez
Deletreé la escritura de las hojas secas
Gemían por el verano
Gemían.
 

Quién está ahí
 
No se cansa el sol de quemar,
De tostar lagartijas y secar jarrones.
Terco de vida, terco.
Da luz a los juegos infantiles
Niños que descalzos se mecen a tu ritmo de terquedad.
Llenas de oro trigales y pastizales.
Terco de vida, terco.
¿Quién está ahí?
No dejas de arder ni con jirones de viento,
Con voces y estallidos
Esperas a que mueran los robles
Y se hundan en la hojarasca.
 

Sol húmedo
 
Respiro agitada tras un muro sin preguntar si es un animal sediento o extraño, en el mismo lugar habito, respiro el mismo aire húmedo, luz que desaparece en el silencio. La luna cae sobre una madriguera, cuerpos perseguidos por el sol a veces advertidos por un cuenco de agua que beben hasta el fondo, hasta el hastío de una oscura forma.
Todo palidece con el peso invencible del amor, un destino que tampoco encuentro, es como el deseo de un trapecista que sucumbe en el mar, ondea en aquellos rincones por los que huyen los ratones, hay salida pero tengo que cavar hasta encontrar la cerradura, hasta volver al principio. No recordar nada hasta ser una piedra, un fragmento que ya no importa.
 

— OTOÑO —
 
Indefensión
 
Ahogada en compasión,
Entre sombras del ayer,
Revuelco mi pasado ya revuelto
Y la tristeza, como pájaro enjaulado,
Anhela volar,
Pero algo extraño ata mi alma.
Lágrimas de niña indefensa
Me ahogan en compasión de mí misma.
Me queman las cenizas del fuego de ayer.
Abro mi ventana al nuevo amanecer
Y llega el hoy como copia fiel del ayer.
 

Pálidos rosales
 
En el silencio del aire gris, venía el sonido del amanecer.
Cubiertas de fragancias de la luz matinal, las llamas pálidas
Arden en el cielo como un mundo de luz vaga.
Brillo y temblor manan como ríos de luz.
Sucesión indefinida. Una roja plenitud vistió
El desvanecido rosal pálido.
Ondas de luz inundan el cielo, oleadas de tornasol,
Casi oscuras, hacen caer la tarde.
El aire se hunde en el borde de la luna
Rasgando la aridez de horizonte
Como un tul de plata a medio entrar en la arena.
La marea trepa tierra adentro y lejos,
Figuras humanas danzan en los charcos.
Un silbido desgarrado se escucha en el indeciso lugar,
Los alaridos de una niña rompen la pared vegetal.
Se oyen ecos entre los árboles goteantes,
Se eleva el aroma selvático, se oye la humedad.
 

— INVIERNO —

El sueño de los dioses
 
Despierta la imagen de un paisaje ocre
Y en él descansa un blanco resplandor,
El nuevo día orquesta el agua que brota.
Fuente en la fachada de ladrillos,
Se ilumina el rascacielos de cristal
Y en el airoso techo de un palacio árabe
Mana el oro en ventanales y columnas.
Todo se rompe en fragmentos
Hasta flotar en un paisaje de marismas.
La luz se hace.


Piel de invierno
 
Rayo vespertino en el horizonte
Un rumor de hojas secas
Atrae a los seres de la noche
Impávidos observan la lluvia de estrellas
En el añil del ocaso
Surge un llanto de terciopelo
Me asomo a la ventana a descifrar la luz del agua
El puntilleo del paisaje se filtra en la selva
Prolonga la sed de los umbrales
En el espejo del agua aparece tu silueta
Y acudo a tu piel desnuda
Pero todo es espejismo
El invierno borró tu imagen.
 

Hábitat
 
Balbuceo notas como pájaro posado en la ventana sin
saber si era parte de mí.
No era yo ni nadie.
Exclamé interrogantes sin tener respuesta,
lloré y con la manga de mi blusa sequé las lágrimas.
En un insomnio me escabullí y caí fugazmente
en garras de algo que azotaba los estambres de mi vida.
Ayer todo fue vacío, estuve arrodillada, idealizada y
entonces, no escribí más.
Dormí en mis pestañas fatigada en la cornisa de mis ojos
y allí justamente estaban mis poemas.
Pero qué diablos hago aquí si no estoy;
el amor lo sabrá.
Viajé en vías lácteas hasta calcinar mi cuerpo en un encanto
que no era de aquí, tampoco de allá.
Resido en mi mente perforando la cavidad de mi cerebro
hasta ahuyentar los fantasmas, siempre infelices como hilos movedizos
y elevando esa lápida que ya me habita.


*Textos pertenecientes a Versarte Itagüí: entre letras y pinceles, un proyecto articulado entre la Corporación Somos: Arte y Cultura para Antioquia y la revista Innombrable*

*Clara Herminia Serna Montoya, nació en Santuario, Antioquia en 1949; sin embargo, con los años, Itagüí se convirtió en su hogar. Alguna vez le dijo su maestro de letras, Rafael Aguirre, que la escritura es una de las profesiones que no tienen límite de edad ni fecha de jubilación, pues en el arte de escribir hasta los viejos pueden construir obra y ser exitosos, aunque empiecen de cero su carrera literaria. Entusiasmada por este saber, asistió al Taller de Poesía de PROMETEO, dictado por el poeta Gabriel Jaime Franco, (2019), perteneció al taller LETRA-TINTA, adscrito a RELATA MinCultura y dictado en la Casa de la Cultura de Itagüí; además, con este colectivo publicó una selección de sus poemas en la antología “Deshielos de Tinta” (2019) y recibió la Exaltación al Mérito Literario, otorgado por el honorable Concejo Municipal de Itagüí por resolución 021 del 29 de julio de 2022. Tras su muerte en julio de 2023, se publicó una selección póstuma de sus diarios en la antología “Diarios de la Pandemia” (2023).

lunes, 27 de mayo de 2024

"Aquela rua à direita" poemas de Pedro Albuquerque


DITA-DORES 


Porque o pássaro voa
Damos o pátio ao cão
Porque o cão corre
Damos-lhe um portão 
Porque o portão se abre
Damos-lhe um trinco 
Porquê?

DITA-DORES

Porque el pájaro vuela
Le damos el patio al perro
Porque el perro corre
Le damos una puerta
Porque la puerta se abre
Le damos un pestillo
¿Por qué?

**

AQUELA RUA À DIREITA 

Aquela rua à direita 
Plena de jornais e vitrinas 
Vaza o aroma dos álamos 
Entre as margens do alcatrão 

Aquela rua à direita 
Como manta do teu lado corrida 
É a rua à esquerda da minha.

ESA CALLE A LA DERECHA

Esa calle a la derecha
Llena de periódicos y escaparates
Vacía el aroma de los álamos
Entre los bordes del alquitrán

Esa calle a la derecha
Como manta corrida de tu lado
Es la calle a la izquierda de la mía.

**

PERDIDO 

A simplicidade das rosáceas 
O cantar dos grilos 
O cheiro a mercúrio nas terras 

Os carros sujos e as casas velhas 

O sol vago 
A manhã atrasada 
Os cães calados na largura da estrada 

Tudo me fala tudo me extasia 
Como se amanhã não estivesse cá 
Ou novamente não houvesse dia.

PERDIDO

La simplicidad de las rosáceas
El cantar de los grillos
El olor a mercurio en las tierras

Los coches sucios y las casas viejas

El sol vago
La mañana atrasada
Los perros callados en la anchura de la carretera

Todo me habla, todo me extasia
Como si mañana no estuviera aquí
O nuevamente no hubiera día.

**

FOSTE 

Foste a vida que me passou 
Foste o tempo e a hora marcada 
Foste a albufeira e a monção 
Onde de tudo nada foste 
O amanhã e o que vivo 
Foste as minhas mãos no campo 
A enxada a foice e o crivo 
As flores doces e os frutos sãos 
Meu tambor meu sino 
Meu carvão foste o fio franco o fio 
Num nó esgaço o veleiro sem vela 
Na vaga hesitado foste 
A luz que reluz e me gasta 
Foste tudo o que me castra 
Foste o fim que por mim alastra 
E o que alastra no enoitecer da vida 
A morte abafa 
Foste como foste 
E como foste, fui. 


FUISTE

Fuiste la vida que me pasó
Fuiste el tiempo y la hora marcada
Fuiste el embalse y el monzón
Donde de todo nada fuiste
El mañana y lo que vivo
Fuiste mis manos en el campo
La azada, la hoz y el cedazo
Las flores dulces y los frutos sanos
Mi tambor, mi campana
Mi carbón, fuiste el hilo franco, el hilo
En un nudo desgarrado, el velero sin vela
En la ola, dudoso fuiste
La luz que reluce y me desgasta
Fuiste todo lo que me castra
Fuiste el fin que por mí se extiende
Y lo que se extiende en el anochecer de la vida
La muerte sofoca
Fuiste como fuiste
Y como fuiste, fui.




*Traducción: Revista Innombrable

“DITA-DORES” ganó el 3º Premio en el Concurso “Poesia na Corda” de São João da Madeira (Portugal). Los otros poemas están incluidos en el libro “ExTratos Dramáticos” (Cordel d' Prata).

Pedro Albuquerque nació en Aveiro (Portugal) en 1992 y, desde temprano, mostró inclinación por las artes. Antes de escribir, ya dictaba sus textos y, a los 6 años, al entrar a la escuela, descubrió la poesía y la declamación. Maestro en Ingeniería y Diseño de Producto, trabajó varios años en el área hasta que se volvió hacia dentro y no soltó más los libros. En 2022 lanzó "ExTratos Dramáticos" y, de inmediato, comenzó a participar en Ferias del Libro y programas de radio y televisión. Últimamente, ha publicado en antologías, revistas y periódicos nacionales e internacionales, y está terminando su próximo libro.