lunes, 10 de agosto de 2020

¿Qué es la poesía? Poemas de Luis Eduardo Rendón



De nada nos sirve habitar otros mundos sino somos nuestras propias órbitas; astronauta es el propio estilo creador de la cebra o la cereza, la amatista o el arco iris, Cervantes o una enana roja, y rezume el viaje de huida del agujero negro en cada ser, singularidad aventurera que contagia la libertad a las demás partes de la totalidad….

Semillas extasiadas, neuronas y nebulosas se une por electricidad. Electrones y planetas por danza. La voz y la luz por extensión del espacio. El aroma y la memoria por enamoramiento.

Músculos de Hércules, los símbolos exigen ser entrenados en la gimnasia dela transfiguración de nuestra pálida constitución. Los trabajos principales han sido hasta el momento erigidos en el sueño, que une los planos disolviéndolos.

“El mundo es un gigantesco árbol eterno, y la poesía la savia, el alimento que lo sostiene. Infinitamente diversa e inagotable es esta savia: una sola gota puede nutrir a generaciones enteras. Por mágica interconexión intrínseca e intemporal entre los seres vivientes, el comportamiento de una especie, dondequiera que fuere, puede modificar de forma invisible otros comportamientos de esa misma especie, y quizá a otras formas de vida, a gran escala. Lo que alguien cantó hace 5.000 años, puede aún escucharse, elevar la moral, alimentar un oído, una mirada, una boca que lo transmite de otra forma; consigue todavía erizar una piel, suscitar una caricia, acompañar un enamoramiento. Imagen de la unicidad del universo, el sistema circulatorio semeja lo fluvial. Somos un mismo bosque inundado por sentimientos, comunicadas entre sí las ramas del pensamiento. La poesía devela nuestra conexión con la totalidad a la que anhelamos enchufarnos, de neurona a nebulosa. La sensibilidad, como una red entrelaza los seres, despliega la compasión y las estrellas son poros de un gran cuerpo, el nuestro...”


Desgracias

Detrás del daguerrotipo,
Dandy declamando devotamente
delante del Decano del Departamento de Derecho,
deduje de dónde derivan determinadas desesperanzas,
degeneradoras del destino de decenas de desdichados...
De digitar documentos de dermatología,
de dirigir depósitos de dientes,
de decorar difuntos,
de digerir distraídamente décimas de Darío,
del dorso desnudo de damas donde desafortunadamente
descubren deformación dromedaria,
de documentos debidamente diligenciados,
de declararse defensores de diputados delincuentes,
de disfrazarse de Drácula.

De: Revista de Poesía Prometeo
Medellín, Colombia


Tiempo

Siglos tortugas, años leones,
meses perros, días liebres, horas gatos,
minutos hormigas, segundos luciérnagas.
Cruza eternidad en su jazmín.


La familia tiempo

No escuchan los siglos
la pregunta constante
de los segundos
en el reloj,
ni la respuesta
de las horas;
parecen
idos.


Tablero

Siglos espectadores.
Años reyes
meses reinas
días torres
horas caballos
minutos alfiles.
Segundos peones.
Coronamos cada noche.

Del libro El juego más antiguo y puro no termina, 2015.


Rebeldía de la savia

Plomo
el más anciano

entraste al joven Beethoven
a través de peces contaminados del Danubio

lo ensordeciste
y lentamente
murió

pues gradualmente devoras
para no ser destronado

plomo nunca melódico
somos con Ludwig
repudio contra ti

resistencia de sangre musical
contra el metálico absolutismo


Sigilo de las grandes ostras

La belleza que les crece producirá su muerte
como la fatalidad que desolla al tigre
ninguna perla las acusa de encerrarlas
ninguna vecina les envidia la gema
en las manos puras
en el óvalo de una lágrima
en la inmensa cuna del mar
las perlas perdidas brotarán
de las profundidades del sueño

*Luis Eduardo Rendón (San Roque, Antioquia, Colombia, 1972). Ha publicado los libros de poemas: Arpa a merced de las manos invisibles, 1996; La velocidad de las piedras es azul, 1997; Universal Gong Night, 1997; Tras la loba espectral, 1998 y La Plaza Mercurio, 2000. Pertenece a la organización del Festival Internacional de Poesía de Medellín, a la Corporación Arte y Poesía Prometeo y al Consejo Editorial de la Revista Prometeo.
Ha visitado varios países del mundo, llevando la poesía como su verdadero estandarte. Frecuente en él el uso de la ironía y un lenguaje despoblado de arribismos, juego y pasión, entre la filosofía y el humor.
  

1 comentario: