miércoles, 26 de agosto de 2020

"Como un verbo ardiente" Poemas de Verónica Cabanillas Samaniego



Quedaba partir
Escribir el poema
Meta vida meta suerte meta pena meta imaginación meta discurso a mediodía meta lagrima metra grito meta música meta encierro meta loco meta sangre meta piedra

Quedaba partir
No escribir más ningún poema

He encallado
De puro esfuerzo de alumbrar el destino
De puro no claudicar
De puro creer
De puro seguir la meta pureza

He encallado en un puerto
He perdido mucho
Pero me reconozco
Me puedo ver en la inmensidad del vacío y de la soledad
Puedo ver quien soy

He encallado en los puertos fantasmas
En tu meta sonrisa
En varios meta libros
Este puerto donde estoy lo he buscado
A ciegas
Con la visión clara y abierta
Y siento la paz
Esa que sólo se busca en uno

En este puerto
Parada
Varada
Respira mi plexo
En el muelle
Casi al borde
Puedo ver a la otra que se fue
Perderse en el crepúsculo

Doy vuelta
Camino hacia ustedes
He encallado
Y lo saben.

**

Entonces comprendí que siempre estás
Que siempre eres
Como un verbo ardiente
En el centro de mi mente
Y esa asta a alturas elevadas
Es mi guía clavada en mi corazón
Y este late, a veces manso
Este late, a veces con urgencias
Este late de necesidades

El día es un túnel luminoso
Hecho de ventanas
La luz a fuera
Penetra en mi canto
Y nos fundimos
Para hacernos poesía y libertad
Entonces comprendí
Que eres un verbo continuo al mío
Eres esa luz
Que me saca de mi misma
Y me regresa entera
Al origen
Al inicio
Al vientre
Donde las mujeres
Conviven
Para hacerse una sola carne.

**

Quiero hablar con dios a diario

Quiero hablar con dios a diario
Quiero hablar con las estrellas en la azotea de mi casa
que es mi cabeza reventada de felicidad
Quiero bailar con la luna y con el sol, con su llamas flameando sobre mi cuerpo al paso de un jazz acido, los dos, los tres, miles de luciérnagas de ojos rojos, danzar hasta el amanecer en la azotea que es mi cabeza.

En mi habitación que es un rascacielos
Una habitación que es una montaña, una habitación que es la cima del mundo, y allí perderme en el sentido maravilloso de la creación,
Beber con dios
Decirle tantas cosas
Y a las estrellas pedirle más años de vida
Porque este baile de fuego lento se aviva con el paso del tiempo.

Y sólo quisiera besarte a oscuras
De cara a la luz
bajo el cielo que nos vio
Ese cielo
Bajo el cual reímos y fuimos felices
Quisiera otra oportunidad para hacer las cosas bien
Perder menos tiempo en tratar de cambiar
Las cosas son así y no pueden ser de otro modo.

Quisiera tu voz donde estés, de dónde vienes
Quisiera hablar contigo y decirte para empezar a bailar
Y que olvides
Y perdones
Tanto errar humano
Tanta falta de humanidad
Salir a bailar
Invitarte a embriagarnos
Y una vez en la calle
Decirte al oído
“Que hermosa es la vida”
Una vez en la calle
Partirás como todo
Déjanos con vida
Fuimos honestos y claros
Fuimos los que luchamos a pesar del mundo en contra
A pesar de todo
Quiero bailar contigo, insultarte, escupirte y luego amarte
Oh dios-diablo!, somos ínfimos
Y cuánto te agradezco.


*Verónica Cabanillas Samaniego, Lima, artista visual y poeta. Ha expuesto individualmente en Lima y colectivamente en Europa y Latinoamérica: El surrealismo hoy, Fundación Eugenio Granell, Santiago de Compostela (2012); El asombro del colmillo, Le Petit Canibaal, Valencia (2014); Ludwig Zeller, componiendo la ilusión, Galería Taller de Rokha, Santiago de Chile (2017); Cien años de Surrealismo, Centro Cultural Espacio Matta, Santiago de Chile (2019-2020), entre otras.
Su trabajo visual es difundido en revista Derrame (Chile), Canibaal (España), La vertèbre et le rossignol N°5, Vies de Saint-Artaud (Canadá). The Room (Egypto).
Publica en 2014 TUyYO por autoedición y participa en diversas antologías de poesía: IXQUIC. Antología internacional de poesía feminista (Editorial Verbum, Madrid, 2018); Wagered deep on the run of six rats to see which would catch the first fire / Surrealist and Outsiders (RW Spryszak, Chicago, 2018); Liberoamericanas, 80 poetas contemporáneas (Liberoamérica, España / Argentina / Uruguay, Bolivia, 2018); Narrow doors in wide green fields / Surrealists and Outsiders (RW Spryszak, Chicago, 2019).

No hay comentarios:

Publicar un comentario