miércoles, 19 de agosto de 2020

"Cuerpo de Camaleón" Poemas Manuella Bezerra de Melo


Era seu corpo camaleão
às vezes verde ou vermelho
às vezes morto o corpo
às vezes subia árvores
outras paredes ou tetos
trocava a roupa réptil
trocava de pele lagarto
pra ser outro corpo
quando vivo camufla-se
sempre vivo escondido
hábil desapareceu, invisível
Era seu corpo um asco
escamoso escorregadio
sua longa língua devora insetos
vespas, aranhas e outros seres
terminantemente menores
não podia se tocar esse corpo
provocava repulsa e arrepio
corpo caminho, porém  morto
e descompensadamente torto
embora vivo

Era su cuerpo de camaleón
a veces verde o rojo
a veces muere el cuerpo
a veces trepaba árboles
otras paredes o techos
cambió la ropa de reptil
mudar la piel de lagarto
ser otro cuerpo
cuando yo vivo camuflado
siempre vivo escondido
hábil desaparecido, invisible
¿Era tu cuerpo un disgusto?
escamoso resbaladizo
su lengua larga devora insectos
avispas, arañas y otros seres
estrictamente más pequeño
no pudiste tocar ese cuerpo
provocó repulsión y escalofríos
camino del cuerpo pero muerto
y torcido de manera desigual
aunque vivo

**

Para José Gil

chegaram as marcas na cara e
correspondeu a mim meu retrato
nele desenhado os versos
do escudo de Aquiles
deixei de ser juventude
meu rosto não é território
é multidão

las marcas vinieron en la cara y
mi foto me correspondía
los versos dibujados en él
del escudo de Aquiles
Dejé de ser joven
mi cara no es territorio
es multitud

**

Meti a poeta na jaula
como macaca brava de circo
rosnava assustadoramente
faminta e incontornável
poetas devem ser sublimes
não feias, vulgares, mondrongas
Vez por outra escapava
pra me encher de culpa pelo poema
que não paga as contas do mercado
a comunista me viu acabrunhada
Reclamou:
— Você é poeta. O demônio tem medo
da poesia!
Taí a função da poeta primata

Puse al poeta en la jaula
como mono de circo
gruñó espantosamente
hambriento e inevitable
los poetas deben ser sublimes
no feo, vulgar, mondrongas
A veces se escapó
para llenarme de culpa por el poema
quien no paga las facturas del mercado
el comunista me vio abrumado
Se quejó:
- ¿Eres poeta? El demonio tiene miedo
de la poesía!
Esta es la función del poeta primate

**

A guerra reage ao nada com muitas coisas e
a piedade nos distrai pra que nos sintamos úteis
Inúteis, sobrevivemos da fome de morte
deitamo-nos fora de nós por exaustão
A guerra sacode nossos dejetos e nos renega
lápides; recorda o quão ninguém somos nem
fomos nem hemos de ser — controlados vivos
redesenhados úteis bélicos e sem querer servir servimos
auscultados pela indústria cardiogramáticamente
pulsamos jus às balas evocadas bombas explodidas
e ouro gerado dessa desgraça de sermos em carne
ou ossos o engenho vivo e morto da guerra

La guerra reacciona a la nada con muchas cosas y
la piedad nos distrae para que nos sintamos útiles
Inútil, sobrevivimos al hambre de la muerte
nos tiramos del cansancio
La guerra sacude nuestros desperdicios y nos repudia
lápidas; recuerda como nadie somos
ni siquiera íbamos a ser controlados vivos
rediseñado útil bélico y sin querer servir servimos
escuchado por la industria cardiogramática
pulsamos las balas evocamos bombas
y oro generado de esta vergüenza de estar en la carne
o huesos del ingenio vivo y muerto de la guerra

**

Dormem os cumes das montanhas de Álcman
e lá os macacos e saguis; dorme a esfinge
de Gizé as lembranças de paz as mulheres
deprimidas e exaustas seus filhos raquíticos
os homens bêbados de testa nas mesas das
tabernas e as prostitutas entorpecidas das
suas camas insalubres. Dormem os rios em
seu leito, a foz que não desagua, os abissais
nas profundezas, serpentes de todas espécimes
humanas dormem nas árvores que também cochilam
aproveitando o vendo da tarde; dormem como
crianças batedores de panela e dormem também
as crianças, porque essas devem mesmo dormir.
Dorme mais ainda a revolução e dormem todos
os outros à rivotril ou prozac; menos o poeta

Duermen las cumbres de las montañas de Álman
y hay monos y titíes; duerme la esfinge
de Giza los recuerdos de las mujeres de paz
deprimidos y agotados sus hijos desvencijados
los borrachos con la frente en las mesas de
tabernas y las prostitutas entumecidas de
Tus camas malsanas. Los ríos duermen en
su lecho, la boca que no fluye, los abismos
en las profundidades, serpientes de todos los ejemplares
Duerme en árboles que también dormitan
disfrutando de la vista de la tarde; dormir como
los niños baten y duermen también
niños, porque realmente deben dormir.
La revolución duerme aún más y todos duermen
los demás a rivotril o prozac; menos el poeta


Traducción: Revista Innombrable


*Manuella Bezerra de Melo es periodista, escritora e investigadora especializada en literatura y interculturalidad brasileña. Nacida en Pernambuco, noreste de Brasil, vivió en Argentina, pero hoy está en Portugal. He publicado poemas en la antología Pedaladas Poéticas (Aquarela Brasileira, 2017), así como Desanônima (Autografia, 2017), Existen sueños en la calle amarilla (Multifoco, 2018) y Piés Pequeños Pra Mucho Cuerpo (Urutau, 2019), de donde se tomaron estos poemas. Tiene una maestría en Teoría de la Literatura y Literatura Lusófona y un estudiante de doctorado en Modernidades Comparadas; Literaturas, artes y cultura por la Universidad de Minho (PT).

No hay comentarios:

Publicar un comentario