martes, 14 de mayo de 2019

"Rizoma" poemas de Zaida Kassab



1

Rugen
a destiempo
las tripas que anuncian la ausencia.
El celo de Mila 
olfatea la puerta.
He puesto diarios,
donde falta el vidrio.
Los han roto, 
quieren pasar a través de ellos,
pero sólo pasa el frío.
El frío y el celo.
Rugen las tripas
que anuncian la ausencia.


5

Mis ojos arden, 
busco unas gotas,
la caída parece eterna
pero al fin sucede.
Descubro que fue el llanto,
el llanto de esta tarde, 
el que provocó 
fuego en mis ojos.

Anochece 
y me pesan,
mis ojos 
me pesan.
Aunque falsos sueños me amenacen,
sé que no podré dormir.


V

He visto tus puños cerrados 
impactar contra mi cuerpo.

Esa noche, 
vi en ti 
la furia de una historia 
                         resumida en golpes.

Años después, comprendí,
para mi sorpresa,
que tu sobriedad 
implicaba también 
                         el olvido.


S/T-4

El vidrio roto,
la pena,
la vergüenza,
la soledad,
y ni un sólo hilo que las sostenga.


IV

Mis zapatillas lilas estaban tiradas afuera,
era lo primero que se veía.

Delantal, camperas, remeras, pantalones,
todo en una caja
                         marrón 
                                    de cartón.
El ruido 
            del medio día 
                           en la zona comercial de la avenida 
se sucedía como una banda sonora
para los que danzaban alrededor de las cuatro cajas.

Me detuve, 
allí, 
en la vereda de casa, 
a observar 
como mis cosas habían sido desalojadas impunemente.

No lloré.

Mis brazos estaban flojos, 
flojos como si fueran a soltarse
de mi cuerpo 
de un momento a otro. 
Aun así, 
abrazaron mis objetos con fuerza, 
con una naturalidad desafiante ante aquél hecho que parecía ser
normal para mis vecinos.

Sus ojos, 
no me molestaban, 
aunque no alcé la vista, 
sabía 
que sólo tenían 
pena para mí.

Mi madre, 
             dormía, 
yacía desplomada en el piso entre vómitos rojos
              como demonios
que la cuidaban de un sueño sin culpas. 
En mi habitación, 
ante el refugio de mi soledad, 
pude descargar el dolor 
junto con las cajas.
Sólo ahí 
              lloré.


S/T-3

No estoy para heridos,
                         para heridas
                                       estoy yo.



*Zaida Kassab: Nació en La Quiaca (Jujuy –Argentina-). Ser hija de un padre comerciante la llevó al constante tránsito entre provincias, por lo cual se siente parte de todo el norte. Fotógrafa, artista plástica, editora y gestora cultural. Coordina el café literario “Letras al Fondo”, y el taller “Palabras de papel” y “47 a la sombra”. Miembro y fundadora del Colectivo Cultural esCuchara junto al cual realizan el Festival Intergaláctico de Escritores (FIDEO) desde el año 2016. Forma parte de la revista cultural “El Ganso Negro”. Publicó sus poemas en la antología “Trailer escuchara” (2016) y en “Arte Abstracto Tucumán: Espectros” (Catálogo 2018). En noviembre de 2018 publicó “Rizoma”, poemario editado por Falta Envido Ediciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario