jueves, 3 de diciembre de 2020

"Bajo tu piel" Poemas de Humberto Mosquera

 

Contraste

Hoy guardo en mi sien esa melancolía
Del ayer distante en que fui un niño
Con la inocencia que arropa al niño
Que anhela la usencia de melancolía

Melancolía envuelta en el recuerdo
Vivo en las sendas tristes del ahora
¡Oh presente! tan distinto al que ahora
Encierra en su memoria el recuerdo

Afligido por las penas de lo podido ser
Y por las quimeras de todo lo vivido
Como quien nada es y nada ha vivido
En el eterno contraste que define al ser

Incluido mi ser que no es otra cosa
Que la propia muerte vestida de engaño
Guardando en silencio todo su engaño
Queriendo ser vida aun siendo otra cosa


Bajo tu piel

Tu cuerpo no es simple materia, es memoria viva
 Conjugada con los trazos indelebles de tu figura
Que se funde en la calidez de la pasión que aviva
La razón de que, si eres tú, la misma y no ninguna

Eres un papiro y las sublimes cicatrices en tu piel
Son huellas de hechos que te hacen tan humana
Cada estría forma una línea escrita de modo fiel
En mención de la historia que tú nombre emana

Si, tu silueta es el marco visible que cubre a tu ser
Una partícula perdida en el universo de tu esencia
Que se desborda más allá de lo que podemos ver

Desde el frágil cristal en que se funda la apariencia
Porque encarnas la belleza tan solo siendo mujer
Con tus propias medidas donde encaja la existencia


Rebelión

Es tu pelo apretado raíces de negra cimarrona
Fundido por el beso solar que de brillo te corona
Y entre alegres fulgores de reina etíope pregona
La natural hermosura que de su quietud se abona

Negra de pelo quieto con aires de belleza arcana
De chonta es la fibra de tus trenzas, son de palmas
Negra la de crespos silvestres de herencia africana
Que tan solo doma el trincho de oro de tus palmas

Identidad es tu pelo liberto en los ejes de tu cráneo
Adornado por las hebras indómitas de tu ascendencia
Tan evidentes en los rasgos de tu peinar espontáneo
Que enmarca esa fuerza del ancestro en tu presencia

Negra de cabellera virgen, manigua de chonta y palma
Esclava es tu silueta bajo la majestad de tus cabellos
Cuando en ellos el viento descansa y su fatiga calma
Y el astro rey peina tu cabeza con todos sus destellos


Libertad

Estás apresada en las fibras escarlatas de mi pecho
Dentro de las celdas seguras de mi corazón primario
Purgando la condena por los actos que tú has hecho
Al dejarme envuelto en los hilos de tu amor prendario

Prisionera eres en el laberinto inmaterial de mi mente
Entrelazada por la eterna bruma de mi pensar disperso
Que a veces algo confuso te libera en su actuar demente
Citado de razones contrapuestas en el mismo universo

Violenta es la libertad que genera una tenue esclavitud
Porque bajo ella amas en la lucha bravía de querer parar
Pues sabes que es el amor prueba de ignorancia o virtud
Dardo envenenado que no se adivina quién lo ha de disparar

¡Que igual! es la tétrica dictadura en seres tan diversos
Víctimas del azar a la par cargado de gloria y sufrimiento
Cuando se alternan vida y agonía en los mismos versos
Y se rebela el alma liberta, reprimida por el pensamiento


Vacío

Me circunda la tristeza y siento su andar tan cercano
Y a trecho marcha veloz la agonía guiando su comarca


Y entre tantos caminos florece ese sentimiento arcano
Por el penal de vivir esa ruta eterna que la suerte marca

Vivo en sequía en este mar inmenso de tanta gente
Navegando cual navío que solo guía la tétrica soledad
Estrella vital que brilla afligida en un mundo indiferente
Dónde cada cual es a su vez una luz en busca de piedad

Alma tan solitaria enredada en la madeja del destino
Siempre perdida en el vil vaivén del engaño humano
Cobijado bajo la bruma crepuscular del andar matutino
Entre pasos cruentos en el actuar mezquino e inhumano

Parece eterno el caminar por las sendas del abandono
Más, cuando la inspiración se aleja sin rastro de retorno
Dejando largas notas de silencio en el viento como tono
Tono de la amarga existencia del hombre y su entorno


El boga

Navega el boga por el caudal de su destino
Y a la par del remo compone finos versos
Que trazan la distancia de su propio camino
Y canta en rima la opresión de los perversos

Reman sus brazos acariciando apulso el río
Mientras danzan sus ojos hacia lo perdido
Y en armonía su espalda muestra su brío
Que esconde el anhelo con la corriente ida

Canta el boga y con ello expone sus lamentos
Mientras golpea hacia su pecho el frío viento
Que viaja a la distancia de sus sentimientos
De su alma contenida, pero de andar violento

Solo la champa lo acompaña como amiga fiel
Y besa la corriente airada que en su punta pega
Mientras recuerda a su negra dulce cual la miel
Que amorosa lo espera siempre cuando llega

Ese poeta navegante que la libertad atesora
Cuando fuerte canta, rema y se ríe a solas
También boga en sus pasiones a cada hora
Porque ve a su África en cada una de las olas


Retrato

En este mundo tan alterno,
Con su destino inverso,
Fui verano y fui invierno,
Siendo el mismo y diverso,
Fui cielo y también infierno,
Siendo palabras fui verso,
Fui finito y también eterno,
Como redentor como perverso,
Fui cruel y también paterno,
De destino cálido y adverso,
Fui amo y esclavo de lo externo,
Y siendo átomo fui universo.


*Humberto Mosquera, nació en Tadó-Chocó en 1994. Abogado, hombre apasionado por la poesía romántica y la poesía costumbrista, poeta empírico, heredero de los versos de río de mi tierra natal y boga de las palabras.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario