jueves, 27 de mayo de 2021

"Profundidad" pinturas de Isa Motta


Nombre: Desear

Técnica: Aguatinta negra sobre papel de algodón.

Medidas: 9.06*9.06 cm

Año: 2020




Nombre: Contención

Técnica: Aguatinta negra sobre papel de algodón.

Medidas: 9.06*9.06 cm

Año: 2020



Nombre: Arrebato

Técnica: Aguatinta negra sobre papel de algodón.

Medidas: 9.06*9.06 cm

Año: 2020




Nombre: Unión

Técnica: Aguatinta negra sobre papel de algodón.

Medidas: 9.06*9.06 cm

Año: 2020




Nombre: Aceptar

Técnica: Aguatinta negra sobre papel de algodón.

Medidas: 9.06*9.06 cm

Año: 2020




Nombre: Infinito

Técnica: Aguatinta negra sobre papel de algodón.

Medidas: 9.06*9.06 cm

Año: 2020




Nombre: Creación

Técnica: Aguatinta negra sobre papel de algodón.

Medidas: 9.06*9.06 cm

Año: 2020




Nombre: Profundidad

Técnica: Aguatinta negra sobre papel de algodón.

Medidas: 9.06*9.06 cm

Año: 2020


*Isa Motta, poeta visual y psicóloga Ítalo-Chilena. Su obra SIGNOS exalta, mediante “matrices circulares”, la dimensión RECEPTIVA humana, y trabaja - en el plano del arte y la terapia - para su Retorno. 

miércoles, 26 de mayo de 2021

"Conjeturas sobre la falsa creación del hombre" poemas de Álvaro Marín



Sustituciones

El tiempo sustituye, el vacío sustituye,
el abismo avanza.
Este es el reino de las sustituciones,
no hay lugar.
Las piedras, esas hermanas de los huesos, están solas.
Llegamos al fin a nuestro reino.
¿Por qué íbamos a estar obligados a deslizarnos por estas
laderas de muerte?

Esta es la caída, el verdín y la muerte.
Esta es la determinación del carbono y el ácido.
Nuestra sombra, mascota sumisa, es un perro de compañía.
Ve por la brecha, deslízate por el río, o a campo traviesa, da
igual si el final es el mismo.

Pero los hombres sin sueño, pero los dioses sin aliento. Pero
los perros de las galerías de la muerte, pero los otros que no
están en la mesa, ni en la santísima trinidad de la nada.
Y los que se ocultan, los heridos en el silencio, los que son sin ser.

Vean ustedes cómo se acomoda la señora muerte,
y todo este viaje sólo para un gesto, y luego
arder.


Conjeturas sobre la falsa creación del hombre

Después de la caída al hombre todavía le quedan alas.
Algunas veces las mueve y todos lo rodeamos; es un rito,
siempre que sus alas se mueven lo observamos atentos,
esperamos el momento de su levitación, pero vuelve a caer...
pesado sobre la dura tierra.

Recae luego insiste, rueda o se desliza hasta volver a empezar
el ascenso. Bordea la cima y vuelve a caer. Intenta algunas
veces desde la armazón de un pájaro mecánico, y vuelve y
cae. No puede negar su vocación terrestre.

Es falso que el hombre esté consumado, con la carcasa de sus
huesos no logra levantar un refugio para un ser diferenciado.
En todo caso el hombre aún no tiene siquiera la habilidad del
escarabajo, sus alas rotas le estorban para caminar, su peso
muerto es su pesada y persistente sombra.


Olvidos

Nadie recuerda cómo se funda un pueblo.
¿Quién traza el lugar de la intemperie,
quién las líneas de vuelo de los pájaros?
Y la casa,
la casa que ya es otra, ¿cómo era una casa?
¿Y quién es el doliente de la sangre,
quién su curandero?

Ya nadie recuerda cómo se prepara el día,
cómo se enciende la luz,
cómo es la brasa del carbón de la noche.
¿Quién estará al cuidado de las tempestades
quién al abrigo del fuego?
¿Y quién pronunciará los conjuros?

¿Quién despertará la mañana y que sea
                                 de verdad la mañana?
Ya no sabemos cómo convocar la luz
y cómo deshacer las trampas de la muerte,
¿quién irá entre las cosas
diferenciando lo venenoso y lo comestible?

¿Quién será el guardagujas del viento?
¿Y quién entonces fabricará el agua?

¿Alguien recuerda cómo se hace el agua?



(Tomado de la antología "Informe sobre la desaparición del Hombre" Editorial Seshat)


*Álvaro Marín, Poeta y ensayista. Sus ensayos críticos sobre cultura y literatura se publicaron en El Magazín del diario El Espectador durante los años 90. Los trabajos periodísticos realizados han sido publicados en el periodismo nacional y latinoamericano y otras publicaciones, entre ellas, Le Monde diplomatique y en medios de circulación local y comunitaria. En el ensayo los principales aportes se han desarrollado en temas relacionados con la cultura latinoamericana y las recientes políticas culturales. En el campo de la comunicación, las investigaciones desarrolladas sobre los procesos comunitarios han sido herramientas de trabajo de organizaciones sociales y comunitarias. Como escritor son varias las publicaciones en libros de poemas, ensayo y crítica: entre ellos La brújula no quiere marcar más el norte, libro de ensayo sobre literatura; Jinete de sombras, libro de poemas. Reconocido con el Premio de la Casa de Poesía Fernando Mejía de Manizales. Otras publicaciones son: Noche líquida, poemas, finalista en el Premio Latinoamericano de Poesía Ciudad de Medellín; Estrategia continental, libro de ensayo sobre cultura latinoamericana y literatura publicado en Caracas. Su más reciente trabajo de crónicas fue premiado por el Instituto Distrital de las artes IDARTES. Edita con otros artistas e intelectuales la revista El ojo del cangrejo. Publicado en varias antologías nacionales y latinoamericanas. Coordinó con el Festival Internacional de Poesía de Medellín el Movimiento de Artistas e Intelectuales por la Paz de Colombia. Premio Nacional de Poesía Universidad Industrial de Santander 2016 con el libro Conjeturas sobre la falsa creación del hombre. Publicó en 2018 el libro de ensayos Sobrevuelo a la literatura colombiana. En 2019 publicó el libro de ensayo y poesía Quemaduras.

"Cuando ser rebelde y tirano era lo mismo. Un caso de protesta social en la época de la conquista" ensayo de Diego Alexander Herrera Duque


Una de las primeras manifestaciones de inconformidad social documentada para la historia de la protesta social en el país, se produjo en 1564 durante la época de la conquista, en los tiempos en que la corona española buscaba configurar la estructura de la administración de sus posesiones de ultramar con leyes y burócratas, que chocaban con los intereses y pretensiones de algunos de los primeros conquistadores y de sus descendientes, ahora convertidos en encomenderos de indios.

Diferencias sobre el uso de la población indígena como mano de obra para el trabajo en beneficio de los encomenderos españoles, fue la razón del descontento y lo que llevó a un sector poderoso de la recién fundada ciudad de Santafé, a manifestarse, amenazando con la violencia, ante los representantes de la corona. Lo anterior, desde pocos meses antes de la llegada al Nuevo Reino, de Andrés Díaz Venero de Leyva, español de rancio abolengo que había sido nombrado presidente de la Real Audiencia de Santafé por el rey Felipe II.

Refiere el historiador Juan Friede (1989), que la intranquilidad que regía en el Nuevo Reino y los bandos que se habían formado en pro y en contra de cualquier medida gubernamental al respecto, se expresaba en el hecho de que a Venero de Leyva no solo se le dieron amplias facultades, de las que gozaba como presidente de la Audiencia, sino también un explícito permiso de gobernar sin necesidad de la aprobación de los oidores y la licencia de venir acompañado de un destacamento de esclavos negros armados para reforzar la seguridad de la ciudad de Santafé.

Después de reunirse con el encomendero Gonzalo Jiménez de Quesada, con Fray  Juan de los Barrios y con el oidor Diego Villafane, buscando consejo para mediar entre las pretensiones de los encomenderos y la aplicación de las Leyes Nuevas de Indias de 1542, que buscaban mayor protección de la población indígena, el presidente de la Audiencia convocó a una asamblea con las personalidades más eminentes del Reino, para que esta hiciera un exhaustivo estudio del problema y sugiriera los medios para proceder a cumplirlas.

Apenas se conocieron en la ciudad las resoluciones de la Asamblea del Reino,

Se Produjeron francas manifestaciones de protesta y en las plaza y calles adyacentes, los encomenderos y gentes armadas “formaron ruedas y corrillos, dice el cronista Aguadas, que eran señales de gran presunción e indicio de que los vecinos que en ellos estaban trajesen dañados designios e intenciones”. La misma autoridad de Quesada no fue suficiente para apaciguar los ánimos y no faltaron quienes le acusaran de haber entregado la causa de sus compañeros a cambio de la Encomienda que había solicitado a la Corona y que el presidente, según se rumoraba, tenía encargado otorgarle. (Liévano Aguirre, p. 135)

Mientras en la Audiencia, los oidores discutían los detalles finales del ajuste en la implementación de las nuevas leyes, en la ciudad,

Reinaba un espíritu de fronda y los Encomenderos y sus huestes recorrían las calles dando gritos desobligantes contra las autoridades que pretendían despojarlos, según decían, de los bienes ganados a costa de tantos sacrificios. Algunos de los revoltosos llegaron hasta el extremo de maltratar a los indios en las mismas calles, en gesto de insolente desafío, al presidente de la audiencia. No obstante las turbulencias y desordenes que padecía la ciudad, el presidente Venero no permitió que la Audiencia, donde había algunos oidores aterrados, modificara la retasa (Liévano Aguirre, p. 135-136)

La situación fue resuelta a favor de los indígenas, así lo hicieron saber orgullosas las autoridades civiles y eclesiásticas que defendían la causa de los indios, ya no habría más trabajos personales en las haciendas y minas de los encomenderos, solo debían pagarles tributo. También, siempre en favor de lo que era mejor para la población indígena, siguiendo la línea filosófica de Montesinos y De las Casas, se afirmó que los encomenderos no tendrían derecho a los impuestos de los indígenas y estarían obligados a restituirlos, si no cumplían con la obligación de adoctrinarlos en la fe católica.

Referencias

Juan Friede. (1989). La conquista del territorio y el poblamiento. En Nueva Historia de Colombia. Vol 1(69-117). Bogotá: Planeta

Indalecio Liévano Aguirre. (196?). Los grandes conflictos sociales y económicos de nuestra historia. Bogotá: Ediciones Nueva Prensa.


*Diego Alexander Herrera Duque. Magister en Historia, Universidad Nacional de Colombia, Historiador, Universidad de Antioquia, docente adscrito a la Secretaría de Educación de Antioquia, escritor e investigador independiente.

martes, 18 de mayo de 2021

"Si la noche cubriera de muerte el corazón de un pájaro" pinturas de Leonardo Silva

Nombre: Soy la ventana que elige mirar 
el eterno girar de galaxias en el infinito
Técnica: Óleo sobre tela
Medidas: 100*120cm
Año: 2020



Nombre: De la serie “Soledad Infinita”
Técnica: Óleo sobre tela
Medidas: 40*50cm
Año: 2017


Nombre: Perfil en azul
Técnica: Pastel sobre papel fabriano
Medidas: 21*29cm
Año: 2018


Nombre: Si la noche cubriera de 
muerte el corazón de un pájaro
Técnica: Oleo sobre tela
Medidas: 40*60cm
Año 2019

Nombre: Infinito
Técnica: Oleo sobre tela
Medidas: 60*80cm
Año: 2018


Nombre: Casona Antigua en Arturo Prat
Técnica: Oleo sobre tela
Medidas: 50*60cm
Año: 2018

Nombre: Atardece
Técnica: Oleo sobre tela
Medidas: 30*30cm
Año: 2018


Nombre: Paisaje Nocturno
Técnica: Oleo sobre cartón
Medidas: 20*30cm
Año: 2019



*Leonardo Silva, Chile - pueblo de Maipo, Comuna de Buin.explora e inicia su arte en el año 2009 en el taller del artista Ariel González, durante dos años Leonardo asiste con entusiasmo al taller de pintura en donde experimenta con diversas técnicas y comienza a trazar su propio estilo. Los años siguientes serán de una activa participación en el mundo de las artes, participando en exposiciones, diversas convocatorias y obteniendo reconocimiento por su trabajo.

viernes, 14 de mayo de 2021

"Enojo" poema de María Belén Martire




Enojo
traición
desilusión indescriptible
ya nada queda.

Solo enojo
dolor
quisiera controlar mi mente
mi decisión fue cometida por un error.

Estaba mejor antes de pensarlo
se sintió bien, pero atormentaste tanto con el dolor
que los buenos recuerdos fueron suplantados por el dolor humillante de tus conductas
que decepción agobia mi cabeza.
 
Que rechazo me generaste
tanto revolucionaste
que quisiera suplantar mis decisiones
porque, hasta el mejor ruiseñor decepciona y lastima.

Tan cínicamente, que luego en el atardecer viene pidiendo disculpas
expresando su inseguridad de admirarte lejos
pero deseando que seas feliz con la existencia de personas vulnerables
al mismo tiempo, exclamando que no puede olvidarte.

Pero luego de ese instante, minimizarte y dejarte
alejándose, sin mirar atrás, tan cínico
tan frío, tan amable e irresponsable que marea
marea como un océano en el que te ahogas, queriendo respirar.
 
Hundiéndote hasta el fondo
porque así es él, te ahoga, te agobia, te deja respirar, te suelta
pero vuelve para hundirte de nuevo en su cálido abrazo y amabilidad en sus palabras
solo pido que, alguna mano en el océano pueda tirar de mí.

Para sacarme del precipio en el que caí, en el fondo del océano
producto de su amor humillante y decepcionante
esa mano es mi fuerza aleatoria del corazón
con cada latido…

Voy subiendo a la superficie
hasta por fin salir
sin volver a verte en el fondo del océano, azul, cálido
pero sabiendo que esta vez…
No volveré a caer.
-María Belén Martire.

Lúcido:

Obra por María Belén Martire.

Golpeo los cristales congelados de su ventanal
el ventanal que da a la calle, en la plena oscuridad de la noche
una noche de invierno, acogedora en la ciudad
abrumante para la soledad.

Veo luces alumbrando el interior de su habitación
vuelvo a azotar el maltratado vidrio
sin respuestas del otro lado
¿es tarde para venir a disculparme?

Debía decirle cuanto la amo.
miro el cielo.
en cualquier momento empezaría a rebalsar de agua
igual que mis ojos.

-Por favor, dame una señal para saber que vine en el tiempo correcto- Mi voz se pierde en la infinidad de la noche.
pasos marcados suenan detrás de mí.
Nadie debía andar a estas horas.

Un 31 de diciembre a las 03:32 am.
en una propiedad privada.
me giro al escuchar su fuerte respiración detrás de mi
inhalando, exhalando. Intentando mantener la calma.

Los nervios aceleran mi ritmo cardiaco
levanto mi vista hasta sus ojos.
esos ojos, quebrantados, caídos
ahogados, a punto de romperse por la cantidad de lágrimas que estaba conteniendo.

Mas el dolor que estaba consumiendo su alma
-Llegaste más tarde de lo que imaginaba- Pronunció, con voz neutra. Antes de desaparecer, dentro de la neblina.
Sus ojos marcados en mi fue lo último que recordé.

Los vidrios explotaron, como si una bomba los cargara
reventando mi corazón, como ese vidrio maltratado
en el que, siempre veía su rostro, en mis perfectos...

Sueños lucidos.


*María Belén Martire. Argentina,Ushuaia, Tierra del Fuego, Argentina. A la edad de 14 años, comenzó a escribir en la plataforma de libros Wattpad, con seudónimo. Su novela alcanzó 4.9K de visitas. En 2019 fue su primera convocatoria, participó de: La Historia de la Academia de la Universidad de Córdoba, Argentina. Quedando en quinto lugar y recibiendo mención de honor. En el mismo año, Editorial Dunken de Buenos Aires la convocó para asistir a la Clínica Literaria ROI, donde integró el libro colectivo: Pasaporte al Eco de Cristal. Participó del Concurso número 70 del Instituto Cultural Latinoamericano: Unidos por Las Palabras, recibiendo mención de honor, medalla y publicación. A fines de 2020, participó nuevamente del Concurso 72 de Instituto Cultural Latinoamericano recibiendo mención de honor y publicación. Integró la antología de Instituto Internacional CEN, recibiendo diploma finalista en poesía y publicación. En 2020-2021, asistió al evento en conmemoración al escritor Rubén Vela, integrando la antología y recibiendo mención de honor. En 2021, participó del Encuentro Internacional de Escritores y Poetas: Baigorria, integrando la antología y recibiendo mención de honor. En 2021, participó por tercera vez del Concurso 74 De Instituto Cultural Latinoamericano recibiendo mención de honor y publicación. En 2021, fue convocaron a participar de la Antología Nueva Poesía y Narrativa Mundial 2021 de Leo Zelada, Lord Byron Ediciones desde Madrid, integrando la antología. Para alegría, y sueño cumplido desde pequeña, en 2020 publicó su primer libro autónomo Invierno, trabajado con Editorial Dunken, de género poesía.

“Vivir ya es una esperanza” relato de Luis G. Torres Bustillos

 


Veo pasar por la calle un gran camión, rebosando de cuerpos. Al principio los cadáveres se envolvían en bolsas de cierre oscuras. Ahora ya no hay para esos lujos. Los cuerpos se amontonan y llenan los camiones. Varios viajes al día parten de los hospitales, pero nadie sabe a donde van a parar. Esta mañana estaba viendo desde la ventana de mi casa y vi como uno de esos camiones brincaba con fuerza en un tope haciendo un ruido seco y tirando un cadáver que estaba muy por arriba de la orilla de la caja de éste. El cadáver cayó sobre el piso y nadie se percató. Nadie hizo nada, si alguien vio lo sucedido, siguió caminando.

          Las cosas han venido de mal en peor. Hace unos meses todo mundo se quejaba del encierro, de las restricciones, de la caída de las ventas y la perdida de empleos. Se daban las cifras de los enfermos y de los muertos con puntualidad, a las siete de la noche. Se les ponía colores a los estados: rojos, naranjas, amarillos. Nunca llegamos a estar en verde. El numero de enfermos y de muertos se dispararon inexplicablemente.

          En este pequeño poblado no había pasado nunca algo tan memorable.  Entonces la gente empezó a enfermar y a morir a una velocidad impresionante. Se llenaron los hospitales, se llenaron el campo de futbol y la bodega más grande que había para materiales agrícolas. Todos llenos de camas, estantes de acero, y de cubículos de atención médica. Nada fue suficiente, la gente no dura mucho en esa agonía. Las muertes crecen día a día. Ya no se ve a casi nadie en la calle. Algunos recorren las calles buscando un medicamento, un pedazo de pan, una ultima lata que comprar. Eso sí, cubiertos con grandes máscaras con respiración autónoma, overoles de color verde esmeralda, botas y guantes de neopreno negros.

          El estado estaba totalmente sobrepasado. Se perdió el concepto de gobierno, pues cada uno hace lo que puede con lo que tiene. Los robos están a la orden del día, pues todo escasea: los combustibles, los víveres, los equipos de protección. La rapiña es tremenda, el que robaba hoy, mañana será robado. Algunos voluntarios se apostan con rifles en la entrada de los sitios mas importantes, como los llamados hospitales generales, los antiguos almacenes de víveres y los depósitos de agua. Muchas veces sus armas no están cargadas, pero aun así defienden heroicamente los pocos bienes que quedaban para el uso común.

          Ya nadie habla de pandemia, contingencia, virus, enfermedad. Ahora se usa la palabra debacle. A ella se le atribuye todo, la gente solo dice: cuando empezó la debacle, a causa de la debacle, si algún día termina la debacle… Seguro no estaremos aquí para ver llegar ese día. Al principio se fueron todos los viejos, después los de edad madura y ahora hasta los jóvenes han empezado a caer. No hay salida alguna para esto. Mucha gente no ha muerto por la debacle, algunos lo han hecho por falta de comida, algunos aplastados por las turbas que se forman cuando llega alguna provisión. Los menos, pero también cuantiosas cantidades de gente se han quitado la vida, saltando de un puente, de un edificio. Colgándose con una sábana o cortándose el cuello con un cuchillo cebollero.

          Se habla poco, la gente se ha aislado en sus casas. Las familias tratan de sobrevivir en el encierro. Solo dentro de esas paredes parecería que la vida es posible. Nadie se atreve a salir y visitar a alguien. Podría ser repelido con la fuerza. Nadie confía en nadie. Todos somos una amenaza para todos. Solo las familias y los núcleos cerrados persisten. La gente también ha enfermado de la cabeza. Hay muchos males generados por la muerte, la incertidumbre, las situaciones adversas, es mucho el horror que nos rodea.

          Me asomo por la ventana y veo como han echado cal sobre el cuerpo que se cayó del camión. Hace mucho tiempo alguien diría que fue por compasión, hoy se diría que fue por sanidad. Lo único que nos queda es soñar. Yo voy a la cama cada noche o cada madrugada queriendo perderme en el mejor de los sueños que tuve: la esperanza de vivir. Ahora vivir ya es un acto de esperanza.


*Luis G Torres Bustillos Nació en la CDMX. Hace algunos años participó en el taller de cuento dirigido por Hernán Lara Zavala, dependiente del Instituto Estatal de Bellas Artes Morelos. Participó también en el taller de Literatura dirigido por Frida Varinia, de la UAEM, Cuernavaca, Mor. de 2019 a 2020 y en el taller ¡Ahora o nunca! De Daniel Zetina en 2020.  Actualmente participa de un taller online de análisis y escritura de cuentos con Manu Ruffa, de Argentina y es alumno del primer semestre de Creación Literaria en la Escuela de Escritores Ricardo Garibay, de Morelos. Recientemente publicó sus cuentos electrónicamente en ZOMPANTLE, PERRO NEGRO DE LA CALLE, REVISTA LITERARIA PLUMA, KATABASIS, TABAQUERIAS, ALMICIDIO,  KARKINOS,  EL MORADOR DEL UMBRAL, MURIDAE, APOFENICOS, LA LETRA DESCONOCIDA, PUROS CUENTOS y MARGINALEES. Acaba de publicar su primer libro de cuentos: Pequeños Paraísos Perdidos, en INFINITA.

martes, 11 de mayo de 2021

"El espíritu de aventura" relato de Ana Castañer

   

         Mí espíritu inquieto siempre me indujo a viajar, a conocer gentes, a descubrir lugares a vivir aventuras…

Por estas razones en cierta ocasión  decidí tomarme unas vacaciones y viajar a algún lugar nuevo y desconocido para mí. No lo hice en verano como suele hacer todo el mundo sino en otoño, cuando el calor del estío ya ha pasado y los días son más frescos. Elegí para esta aventura un país con historia, tradiciones y lugares mágicos como es Italia…

Llegué al lago Di Como, ya estaba en Italia. El lago era como una joya esmeralda de aguas azul-turquesa y como fondo a lo lejos los Alpes suizos. Pregunté a unos paisanos que podía visitar, y que lugares curiosos había por los alrededores. Me indicaron que podía conocer pueblecitos pintorescos, acantilados, pequeñas villas y hoteles de lujo – Bellagio, Menaggio, Tremezzo – donde podía pasar el día, caminar por las calles empedradas, visitar tiendas exóticas o tomar un buen café italiano.

Con las ideas claras, compré un billete y embarqué en el ferry. Me senté en la proa donde da el fresco con intensidad y me entregué despreocupadamente al inicio de la aventura.

Uno a uno visité lugares, caminé por pueblos y ya casi agotada por el continuo caminar llegamos al último punto Verecia, también conocido como el Sacre Monte, es un islote despoblado con un santuario en lo alto de una montaña. ¡Qué lugar tan hermoso!

Podía divisar a lo lejos los acantilados, el bosque cubierto de helechos y altos eucaliptos, era como estar soñando. Quise bajar del barco rápidamente, cuando me vió el capitán con tanta prisa me advirtió: no encontrará a nadie allí, porque la isla llevaba muchos años abandonada, y que solo habitan por allí sapos, lagartos o culebras y que las gentes suelen decir que son difuntos reencarnados en esos animales repugnantes porque en la vida no fueron muy ejemplares…Me dio mucho miedo, pero ya estaba allí y había que afrontar la situación. Antes de bajarme el Capitán, un barbudo y afable marino me dijo que aprovechara la subida de la montaña y que tomase una piedra, y cuando llegase al santuario la tirase con fuerza, y así se iría todo lo malo por el acantilado… y que además me traería buena suerte.

Sonreí y cogí la piedra pensando en hacer todo lo que el capitán me había indicado y comencé a subir por el camino. 

Quedamos en que me recogería en una hora. Debía estar en el muelle a las cinco en punto porque era el último viaje.

Caminé, subí y trepé por escarpados bosques de eucaliptos y pinos marítimos que el viento había doblado y retorcido como almas en pena fue por veradas de tierra muy estrechas pisando piedras resbaladizas hasta llegar a la cima donde está el mirador y desde donde se puede apreciar toda la belleza del lago Di Como. Allí, sola y abandonada esta la ermita, el santuario erigido sobre una gran roca.

Me acerqué con cierto sigilo, como quien se acerca al misterio del pasado. La gran puerta desvencijada y carcomida por la interperie  dejaba ver las aldabas de hierro enmohecidas que hablaban de siblos y las vidrieras milagrosamente intactas que misteriosamente daban color a las paredes me sobrecogieron. El lugar era bastante reducido, no cabrían más de diez o doce personas, por que el altar una sencilla mesa de madera rústica ocupaba gran parte del espacio. Olía a viejo y a moho, no había ninguna cruz, ni imágenes pero sí huellas de alguien que estuvo allí, y dejaron ex-votos para pedir algún favor.

El silencio y la voz de Neptuno con el mar batiéndose contra los acantilados me acompañaban.




*Ana Castañer, Pamplona, España. Licenciada en Psicología Clínica. Col. nº A 36, Doctora en Psicología Clínica. Autora de los libros "El libro del Jamón y la Matanza, de Alianza Editorial, 1989 "El libro de la Patata" "Reencuentro" “Teruel Historia y Arte” “De Ayer a hoy” “Las huellas del Pasado”. Creadora del Personaje “Papelote” (Apto para animación). Protagonista de cuentos infanto-juveniles. Algunas premiaciones: Cuadro seleccionado para Mail Attack 活动图片展厅(四)|121.48°E主办方:mailattack 时间:2011.7.24 10am—6pm 地点:上海 静安区 上海 静安区 西苏州路71号9楼 – TBWA S Shanghai - China. Cuadro seleccionado para participar en SOMOS anfibios ¡¡evoluciona o muere!! Convocatoria Artes Visuales 2012. Chile. Del 17 al 31 de agosto. Cuadro seleccionado para women’s rights wr4 International Group Art Exhibition. Seleccionada para participar 3ra Exhibición Internacional De Señaladores De Artista en conmemoración al Día Internacional del Libro y del Derecho de Autor. Cuadro seleccionado para participar en Salón-Concurso de Pequeño Formato Galería_Paz con exposición del 17 de mayo al 17 de junio. Valencia 2012. Cuadro seleccionado para el fenómeno internacional de arte “pequeño” del Centro de Arte Contemporáneo de Rochester (RoCo). Julio. Nueva York. 2012. Cuadro seleccionado para la VIII Bienal Internacional de Arte Suba 2012, organizada por la Alcaldía Mayor de Bogotá y La Corporación Movimiento Artístico Cultural Indígena MACI, director Manolo Colmenero. Bogotá (Colombia) 2012. Cuadro donado.

lunes, 10 de mayo de 2021

"Policromías con corazón, la figura como abstracción" Pinturas de Loli Ballesteros


Nombre: sin título (De la serie Rostros)
Técnica: Óleo sobre tela
Medidas: 90X55cms
Año: 2019-2020



Nombre: sin título (De la serie Rostros)
Técnica: Óleo sobre tela
Medidas: 90X55cms
Año: 2019-2020



Nombre: sin título (De la serie Rostros)
Técnica: Óleo sobre tela
Medidas: 90X55cms
Año: 2019-2020



Nombre: sin título (De la serie Rostros)
Técnica: Óleo sobre tela
Medidas: 90X55cms
Año: 2019-2020



Nombre: sin título (De la serie Rostros)
Técnica: Óleo sobre tela
Medidas: 90X55cms
Año: 2019-2020



Nombre: sin título (De la serie Empatías)
Técnica: Óleo sobre tela
Medidas: 50X35cms
Año: 2019-2020



Nombre: sin título (De la serie Empatías)
Técnica: Óleo sobre tela
Medidas: 50X35cms
Año: 2019-2020



Nombre: sin título (De la serie Empatías)
Técnica: Óleo sobre tela
Medidas: 90X55cms
Año: 2019-2020



Nombre: sin título (De la serie Empatías)
Técnica: Óleo sobre tela
Medidas: 90X55cms
Año: 2019-2020



*Loli Ballesteros, Artista plástica, didáctica, nacida en Francia en Alsacia, en la población de Amnéville, ahora ella está radicada en España, de muy joven empezó a pintar. Es solo a partir de hace 15 años que se dedica a pintar y a exponer sus trabajos. Ha estado en Colombia, acompaño el proceso de corporación la Zaibala, en Amagá-Colombia ayudando a niños de bajos recursos. Mucho de su obra se ha convertido en apoyo y ejemplo para muchos artistas.


"Alteración 23.08 - 04.09.2019" Poemas de Gabriel Jaime Giradlo Flórez


La poesía

Es una verdad diferente 
Por cada lector que la palpa.

Es la deconstrucción del
Tiempo;
El contraste culto y vulgar.

Es la exhalación del
Odio visceral,
Que se disfraza en la
Resignación cotidiana.

La deconstrucción de la vida,
De la muerte, del amor,
De la idea.

La proyección de los placeres,
De las fantasías…
De las aficiones profundas.

Es la belleza en el acto asesino;
La pobreza del triunfador.
La precariedad desatada en genialidad.

La oportunidad del comercio,
La inclusión del millenial.
La voz débil en la algarabía. 

Es un punto de fuga,
Una vida entre muertos.

La voz profunda
De la enfermedad terminal…
De la histeria.

Es el reflejo de la tristeza del hombre
Enmascarada en la esperanza diaria.
Es el vacío permanente.


Alteración 23.08 - 04.09.2019

Tan complejo;
Tan ilegible;
La realidad que permute 
Y el individuo que transita. 

Qué transformación
De la divinidad a
La mundanidad olvida
El hombre atrapado. 

Del darse cuenta
Infinitamente;
Del olvidarse
Infinitamente. 

Posibles caminos del
Hacerse consigo;
Del aprehenderse sin
Dios ni ley;
Sin temor de sí. 

Abstracto si,
En una realidad desfasada.
Y la miseria que rebosa,
Inmisericorde y violenta.
De sí, esa naturaleza. 


Bitácora pandémica 
28.04.20

Hace tiempo ya, olvidé escribir. He olvidado escribir a los malos y buenos tiempos…
Olvidé que la melancolía produce belleza y profundidad.
Olvidé escribirle a la desesperación constante, la cual me posee. A esa que me engulle aún más en esta otra cárcel que nos han impuesto unos buenos muchachos.
También olvidé mis letras, Efímeras luego de plasmarlas… 
Nostálgicas al volver a ellas, 
Y que me invocan a gritos. 
Y olvido entre la ebriedad, el ocio y el odio…
También la repugnancia me corroe a momentos; casi a diario.
¡Ahh… los hombres…!
Animal deforme… moribundo andante; pululante de muerte; reproductor inconsciente… un hijueputa que suena al caminar, lúgubre y sin compas.
Dónde encajara tu violencia razonable. Tu bien violento.
Qué de la magnificencia de las obras que escapan al mundo..
Cuán profundos y perfectos los placeres y las artes…
Olvidados en bailes grotescos; plagios simiescos… performances vacíos.
Muerte del arte! Posmodernismo flotante, y un sin número de dalís y fridas marchantes en protestas “muy cultas!”.
Músicos repugnantes ofreciéndose como putas necesitadas por esas redes asociales, que invitan a la “individualización” de las ideas, pero sin libertad de expresar lo hijueputas que somos! cada uno en su burbuja amargada. En esa tristeza constante que es el hombre, y aún más, ese ser que se ocupa de las letras… del hombre mismo.
Y así nos perfeccionamos como ese animal social, que para socializar se obliga; incluso en la ebriedad! 
Cómo nos obliga esta nueva cárcel a no salir, y el morir a nuestros abuelos. 
Cómo el peso social se refleja en estos miles de cadáveres, que ni fiesta de despedida tuvieron; ni la Selfie Mortuoria les dejaron.


*Gabriel Jaime Giradlo Flórez (Gabbo), del municipio de El Peñol. Especialista en Docencia investigativa universitaria de la FUNLAM, Historiador de la Unal de Medellín. Docente del municipio de Guarne. Cofundador de la Revista Innombrable de la ciudad de Medellín, de la revista La Nave de los Necios y de Mapa de Mentes del municipio de El Peñol. Gestor cultural del municipio de El Peñol, buscando la apertura a nuevos espacios, literaturas, músicas y demás expresiones artísticas. 

"Mírame a los ojos" Relato de Eldar Akhadov



La cueva

Muéstrame la cueva donde se esconden las nubes. La cueva a la que se precipitan extravagantes bandadas de ojos dispersos que siguen con insistencia los labios salados y espumosos del oleaje...
Muéstrame tu cueva. No hay oro allí, tampoco hay diamantes, pero miles de genios ardientes guardan su antiguo abismo humeante y dormido, en el que todos ven solo su propia sombra evanescente.


Capítulo primero

Olvidarse en un sueño profundo… No sentir. No recordar. No guardar. Solo disolverse en el insoportablemente penetrante espacio de silencio sin fondo…
Y de repente, como si al tropezar con algo invisible, lanzar un grito convulsivo y despertarse desesperadamente en el mismo lugar, en el mismo instante…
……………………………………………………………………………………… 

Permanecieron abrazados durante un tiempo infinitamente largo, como un todo único, en medio del resonante vestíbulo del aeropuerto. Pero hala, y el todo único se rompió en dos partes,  y una de ellas pronto desapareció detrás de la puerta hacia otra vida, a través del control y embarque. Varios minutos de espera fatigosa del autobús. Por fin los pasajeros suben por la escalera a la cabina del avión. Y ya justo frente a la puerta, él, al volver en sí, drásticamente se da vuelta, y parece que distingue a lo lejos la solitaria y helada figura de ella, allí, en la plaza de febrero, detrás de la valla, un poco aparte de la gente que ha venido para despedir a los suyos…
Los motores lanzaron un rugido, la aeronave empezó a rodar a la pista de despegue, y él seguía mirando por la ventana como la plaza se quedaba vacía, solo ella todavía permanecía allí.
El avión se elevó en el aire cortando con sus alas como con cuchillos el turbio cielo del norte. Pasaron unos minutos más. Convulsivamente, hasta dolor en los ojos ella seguía mirando hacia los cielos vacíos, como si esperara la prolongación del milagro. Silencio…

Quiero besar tu rosa entre bronces Suavemente rozarla con mis labios, Embriagarme de tu aroma como entonces, De amores y calideces sabios...
Qué húmedos y deseables pétalos tiene... Y qué solo ahora se siente...
 
Corazón de anhelo por ti se me detiene Con seductoras canciones de Oriente.

¡Cariño mío!
¡¡¡Dios, qué querido te has hecho para mí!!! Tienes razón, ¡te voy queriendo cada vez más!
¿Qué es lo que me pasa? Sabes, hoy, después de despedirte, cuando ya iba a casa de la parada del autobús, de repente me sentí como si yo fuera... ¡TÚ! Como si fueras Tú caminando, y no yo. Como si yo estuviera dentro de ti, contigo, o tú dentro de mí, no sé cómo explicarlo...
¡Qué espacio tan ENORME ocupas ahora en mi alma! ¡Nunca me he imaginado que tengo tanto espacio allí! Gracias a ti sentí las dimensiones de mi alma. ¿O tal vez gracias a ti aumentó?
¿Qué te parece: puede un alma crecer? Probablemente no. Entonces es tan grande. ¿O aumentó porque se le unió la tuya? Tenemos un alma para dos, ¿no? Bueno, ¡¡¡ya ves qué tonterías escribo!!!
¡Llegué a casa y solo entonces vi el lío que tengo en la habitación! Ya está, ¡mañana ya me pondré a limpiarla! ¡Cuánto te amo, cuánto te amo, cuánto te amo! ¡Dios mío! ¡¡¡Estoy llena de amor!!! Recuerdo cada palabra nuestra, cada mirada, todo, todo, todo, ¡y entiendo que estoy loca por ti!
No quiero olvidar ni una sola palabra tuya. Creo que las apuntaré todas, ¡cada momento nuestro!

Cuando a ti te acarician mis manos, Pareces colegiala tímida tal vez,
Tan inexperta en las ciencias galanas De cómo remover pestañas pesadez,
De cómo susurrar, estremecerse hábilmente, Que una pausa importa más que gestos velador... Pero un cuerpo inexperto logra todo fácilmente
¡Cuando en él amor entrase cual Señor!

Te quiero. ¡Llámame, escríbeme, lo espero mucho! Te doy un beso dulcísimo, como el de hoy, ¿te acuerdas de cómo fue? Lo principal es no volver a tocar aquella herida en el labio, con la que te condecoré en un arranque de pasión. ¡Vaya animalito soy! ¡Vaya beso! ¡No, ASÍ nunca he besado a nadie! ¡¡¡Perdóname, cariño, no voy a morderte más, te lo prometo!!! ¡¡¡Porque te amo!!!
¡TE AMO!
O no, ¡voy a morderte! Voy a ser traviesa y morderte y arañarte... ¡como una pequeña gatita!
¡Te beso, te beso, te beso! Siempre tuya, Nina.

 
Capítulo segundo

¿Dónde estarás? ¿Qué te pasará? ¡Vaya! ¡Ven! ¡Cuánto quiero morderte ahora para que vengas pronto! Cuando vengas, te morderé, te arañaré o te roeré para escribir en tu cuerpo todos esos nombres cariñosos con los que me llamaste, para que nadie se atreva a tocar a mi pequeño Miguelito.
¡Cuánto quiero que me abraces ahora!
¡No puedo así, no puedo dormir mientras estás en otra habitación! ¡Por supuesto, juntos, solo juntos, querido mío! Me has entendido bien. Yo a ti también te guiñé un ojo, cuando pregunté si tenías ganas de dormir...
¿Bañarme? ¿Simplemente bañarme?.. Аjа-а-а… ¡¡¿y quién me acaba de decir: simplemente te voy a bañar?!! ¿Tu chico extraña a mi chica?
¡Pobrecito chiquillo!
¿En los labios? En los labios sí, se puede. Un poquito… Y un poquito más… Bue-eno…
¿Así que ya has decidido sin mí qué y cómo me vas a besar?
Vale, vale, ¡bésalo! Aquí lo tienes, ¡te lo ofrezco! ¡Acarícialo, acaricia! Bésalo ahora, ¡tanto lo quiero! Acarícalas más, acarícialas. Y aquí también... y la espalda y un poco el vientre, por favor. Gatito, pancita templadita, ¡qué bueno eres!
¡¡¿Yo?!! ¡¡¿No lo voy a querer?!! ¿De verdad lo crees? ¡Ni siquiera lo esperes! ¿En el ombliguito? Bueno, en el ombliguito también... ¡Huy! ¡Creo que ahora el ombliguito de Ninita va a ser todo besado! ¡Yo también te quiero! ¡¡¡Mucho, mucho, mucho!!! ¡Anda! ¡Nadie la ha llamado así todavía! Ella misma después de esas palabras casi se convirtió en una flor...
Pero callar, creo que no podré. No, simplemente no puedo callar... ¡No puedo quedarme callada! Cuando me siento muy bien, me sale un grito, y muy fuerte, ¡no puedo hacer nada con esto!

Con tus brazos y piernas tijera Cortas aire y tejes después
Y un sorbo tras otro el cielo En estrellas destella a través, Renacidos rodean nos bríos Que no visten otro azar
Sólo brazos y piernas míos, Por llegarte a abrazar.
 
¡¡¡Yo también me siento muy bien contigo ahora, muchísimo!!! ¡Te quiero! Pero mira, si piensas bañarme por la mañana también, seguro que otra vez durará más de media hora... ¡Media hora no! De este modo los dos siempre vamos a llegar tarde por todas partes.
¡Ya voy, ya voy! ¡Beberé el té y me meteré bajo tu manta! ¡Espérame, cariño! ¡No te he olvidado ni por un minuto, ni por un segundo, ni por una fracción de segundo! ¡Vives en mí! Me calentarás, ¿verdad? Siempre te sale bien... Querido mío, cariño mío, déjame acostarme a tu lado, ahí me sentiré cómoda y tranquila. ¡Y nada nos molestará mientras estés cerca, estoy segura!
Bueno, ¿por qué te ríes, honestamente? ¿Cosquillas o qué? No, no soy pervertida,
¡simplemente tus axilas huelen a ti! ¡Las huelo y disfruto! ¡Tengo este derecho!

"¡Tómame! ¡Ámame! ¡Entra en mí!" - Casi gritaba el cuerpo temblando...
Miel sobre el pecho fluir percibí, Y una gota en tus labios brillando. Y todo el lecho, todo es miel aquí En un encanto dulce e incansable.
"¡Te amaré! ¡Te tomaré y entraré en ti!" - Susurro a los ojos ferozmente entrañables.

¡Te ama, te ama! ¿Cómo que no te ama? ¿Quién te dijo una cosa así? ¡Te ama! ¡Te ama mucho! ¡Y ahora te volverá a abrazar, como siempre, con sus brazos y piernas! ¿Cuál te gusta más, la izquierda o la derecha? ¡Puedo abrazar con las dos a mi dulce papi!
¡Miguelito mío! ¡Desde hace mucho tiempo no me pides acariciarte! ¿Te acaricio? ¡Los gatitos no acarician con las uñas, se agarran hasta la sangre! Pero yo no soy así. No quiero herir a mi Miguelito... ¡Por supuesto, papi es inteligente! ¿Quién discute? ¿La mamita? ¡Mami no discute!
¿Y si no te excito? ¿Si no te provoco?
¡Y acarícienme detrás de las orejas! ¡Es muy agradable! ¡Аjа, аjа! ¡Claro, claro! ¡Dame otro abrazo! ¡Eso es! Así está bien... ¡Y no intentes soltarme!
¡Miguelito mío! ¡Déjame acariciar tus peludas orejitas! Por cierto, ¿cómo se siente ahora nuestra colita? Bueno, comprendo, la colita otra vez necesita algo. Vale, vale, ¿puede la chica pensar un poquito por lo menos?.. ¿No? Tan de repente. En seguida. Bueno, sí, ¡las braguitas están aquí! Y en general estoy acostumbrada a dormir con pijama, recuerdas, ¡te lo dije entonces! Vaya, mientras hablaba de pijama, desaparecieron las braguitas. Huy, ¿quién es este que quiere visitarnos? Vale, buenos días, si ya ha entrado sin preguntar. Como ya está aquí... Querido mío, cariño mío,
¡te amo! ¡¡¡Te quiero!!! Y yo también. Y también en sentido literal.
 
Imagina que eres una flor y hacia ti estoy volando Con toda mi feroz ternura abrazarte deseando.
La insaciable sapidez de labios entreabiertos Recuerdo de memoria y no escondo sentimientos...
Un día desde entonces ha pasado, una noche de que fiarme, Cual sombra me sequé, y nadie hay capaz de ayudarme.
Pero en su lugar las cosas se pondrán y sangre se calentará En cuando dulces labios la flor de nuevo abrirá.

¿Recuerdas como la primera vez tratabas de quitarlo todo de ti y luego de mí? Ahora lo recuerdo y me río, ¡¡¡cómo te molestaban mis vaqueros!!! ¡Sí, parece que otra vez hemos concebido un bebé bonito! ¡Astuto! ¡Qué astuto eres! Lo quieres mucho, que Ninita quede embarazada después de que te vayas. ¡Sí, qué va! ¿Cómo puedo ofenderme de que quieras que tengamos un hijo? ¡¡¡Es maravilloso!!! Así es: queremos tener hijos... ¡O sea, lo hacemos sin esto!
Y yo también me refiero a lo mismo: ser una esposa de verdad, es decir, vivir contigo, dar a luz a nuestros hijos, ¡estar juntos hasta la tumba! Total, yo también pienso en lo que los seres queridos se juran durante la boda: estar siempre a tu lado, apoyarte en todo, ser fiel y en general todo, todo, todo.
¡Sí, sí, exactamente! ¡Lo sé a ciencia cierta! ¡Serían niños maravillosos! ¡Todos muy inteligentes, amables y talentosos! ¡Una perfección!
¡Creo que tú y yo no necesitamos pegamento! Cuando nos conocimos, inmediatamente nos apegamos el uno a la otra. ¡Y es imposible apartarnos!
¡¡¡Miguelito, querido!!! ¡Te necesito tanto! Si te pierdo, este dolor será insoportable. Ahora eres la persona más querida para mí. Y es verdad. Quiero que siempre, como hoy, estemos juntos, uno al lado de la otra y hablemos. Tengo muchas ganas de verte constantemente, tocarte, hablarte... Eres mi amor. ¡Duerme, marido mío! ¡Buenas noches, tesoro mío!
¡Miguelito! ¡Cariño! ¡¡¡Cuánto te quiero!!! ¡¡¡Te amo!!! ¿Me crees que te amo? ¡Eres mi amor, eres el mejor! ¡¡¡Te extraño tanto, pero estoy tan feliz de que estuviste conmigo esos tres días!!! ¡Esos tres días son un gran regalo! ¡Gracias, querido, por hacerme este regalo! ¡Te amo aún más! ¡¡¡Eres un milagro!!! ¡¡¡Te amo, te amo, te amo!!!
No solo te amo a ti, hoy amo al mundo entero, ¡gracias a ti!
Gracias por esas noches felices. Nunca las olvidaré. Realmente sabes que necesita una mujer. Eres especial en general, Miguel.
 
¡Te quiero! ¡Cada día para mí es cautividad!
¡El mundo vuelve negro, y la luz no veo!
¡Tan sólo abrazarte y besarte hasta saciedad!
¡Tus pies, tus manos es lo que deseo!


Quiero que grites y mordiéndome perezcas.
¡Quiero que gimas bajo mi empuje poderoso! .. Y al amanecer intacta aparezcas
¡La única! ¡Pero aún así no mi esposa!


¡Te quiero! ¡En uno quiero fusionar contigo!
¡De ti no quiero separarme en baladí!
¡Que pasen siglos, que el tiempo sea trigo! -
¡En todas partes yo te siento a ti!


Capítulo tercero

Hace mucho que entendí que constantemente tengo suerte... Dios me da todo lo que pido, pero entiendo que con esto Él está tratando de decirme algo. ¿Qué? ¿Qué exactamente? ¡A veces me parece que estoy empezando a adivinar la respuesta!
Entonces, por un lado, siempre Le pido algo, y pronto me da exactamente lo que le pedí. Pero, por otro lado, ¿acaso me paro? ¡¡¡No!!! Me desencanto una y otra vez y entiendo que necesito mucho más y algo completamente diferente al mismo tiempo. Le pido más, y otra vez me da lo que pedí. Pero... pronto me doy cuenta de que esto tampoco es lo que quería. Y de nuevo busco algo que yo misma no comprendo. A ciegas.
Y solo ahora empiezo a ver claramente que necesito AMOR. Un amor verdadero.
Increíblemente enorme. Un amor, ante el cual todo lo demás es una tontería.
Y si no tengo ese amor, no tendré nada. No seré nada. Tienes razón, cariño, acabo de releer, por enésima vez, el decimotercer capítulo de la Epístola a los corintios del apóstol Pablo. Y de repente sentí cómo las divinas líneas, como hierba primaveral, brotaban en mi alma. Me di cuenta de que nunca en mi vida había amado tanto, que por el ser querido podía renunciar a todo. Todo lo demás no es tan importante para una persona, puede prescindir. Pero del amor no puede prescindir. Lo necesito, necesito precisamente este amor...

En la Tierra hay milagro verdadero Y el mundo desconoce su secreto:
 
Donde sea que aparezcas, cual lucero Una luz arcana te emanes quieta.
Invisible es a las miradas impasibles, Todo en dinero comedir acostumbradas, Pero cuando cerca late corazón tangible De amor perdiendo sus coordenadas.
Solo tú, envuelta en el brillo Ante él revelas sin retraso
Y al confesarse en ello tan sencillo, La oscuridad disipa a tu paso.

¡Miguelito! No sé y no entiendo nada en absoluto. ¡Solo entiendo que cambiaste todo en mí! ¡¡¡Solo sé que te quiero mucho y que pronto me volverás loca definitivamente!!!
¡Cielito mío! Bueno, dime, ¿cómo voy a hacer trabajos de curso ahora? Pregúntame, querido mío: ¿de qué está llena mi cabeza otra vez? ¡Lo has adivinado! ¡Y de todos modos es magnífico! Bueno, no importan estos inútiles trabajos si te tengo a ti y tu maravillosa pintura...
Y mi carácter no es muy dulce. Puedo ser drástica y... y... e incluso grosera. En mi carácter tengo tonos de voluntad. Con el tiempo van haciéndose más fuertes. Además, a veces, estando de mal humor, me gusta quejarme con o sin motivo, buscar fallas en todo, total, como todas las mujeres. Aunque trato de no hacerlo. Pero me sale pocas veces. Y también tengo un mal hábito:
¡¡¡morderme las uñas cuando estoy nerviosa!!! Todas mis enfermedades las tengo por los nervios.
La neurodermatitis, por ejemplo, es cuando la piel de las manos empieza a picarme y a veces incluso a agrietarse. Todo esto proviene de algunas emociones. Varias veces tuve verdaderos ataques de histeria femenina: con platos rotos, gritos incontrolables e incluso caídas en el suelo en estado de locura. Y también tengo alergia a todo polvo, a polen de plantas, a algunos medicamentos y sustancias, y también a algunos alimentos, al pelo de los animales. Y, en general, puedo tener alergia a cualquier cosa.
El nivel de hormonas en mi sangre varía constantemente. Y además desde hace varios años ya estoy subfebril, y los médicos no han conseguido comprender por qué.
¡¡¡Pero lo que no es SIDA es seguro!!!
Bueno, en general, todo esto son minucias (¿verdad, cariño?), y soy una persona prácticamente sana.
Incluso en el hospital el verano pasado todos se quedaron sorprendidos por mi salud, y en fin, no pudieron encontrar la causa de mi temperatura. Lo echaron todo a los nervios o  la fatiga...
¿Pues qué? ¿No has cambiado de opinión y sigues queriendo casarte conmigo, cariño? Si recuerdo
 
algo malo más sobre mí, te lo comunicaré en seguida. En una pareja no ha de haber secretos médicos, ¿estás de acuerdo?
Te amo, te amo cada día más y más. ¡En las lecciones no escucho nada de lo que dicen!
Solo te recuerdo a ti y sonrío.
Toda la noche de hoy he tenido un sueño inquieto. Todo el tiempo he soñado contigo y tus mágicas cartas.

¡Miguel! ¿Qué es esto que está pasando? Cuando recibo tus cartas, ya no puedo hacer nada más, solo responderlas. ¡¡¡Cuando no me escribes, no puedo hacer nada en absoluto!!! Solo puedo pensar en ti, recordar tus cuadros, cartas, tus abrazos, tus cariñosas palabras. Me arrastro debajo de ellos como debajo de una manta, me envuelvo en ellos y estoy como dormida todo el tiempo. Todo esto es como un sueño. Es imposible creer en todo esto. ¡Es un cuento de hadas! ¡Es un sueño cumplido! Tú eclipsaste todo lo que yo tenía. Ocupaste en mi corazón todos los rincones, en mis pensamientos todo lo que tenía libre. ¡¡¡Me ocupaste a mí enteramente y ya no puedo respirar!!!
Me ahogo... de amor. No sé cómo antes podía no tenerte a ti en mi corazón, y cómo puedo no tenerte a ti allí ahora.
Miguelito, sé cómo eres, ¡solo yo lo sé! ¡Recuerdo como me trajiste flores!.. ¡Estabas como un huracán! ¡¡¡Si todos corrieran así con flores a ver a sus novias, creo que en la Tierra reinaría pura alegría!!!
¿Quieres que te cuente algo en secreto? Conseguí un mapa de tu ciudad, pero no de toda la ciudad, sino solo de la parte donde tú vives.

Como el cálido fulgor de una vela matutina
Y tras ventana resplandor del sol naciente cristalino, Tus ojos irradian rayos que levantan vuelo,
Y tus pestañas tiernas se reflejan en el cielo... Allí, en las profundidades de este fuego radiante,
Me pierdo sin quemarme en la lejanía tan distante... Sonrisa al mirarme en tu cara nace,
Y otra luz ninguna hay que falta hace.


Capítulo cuarto

Sabes cuánto me gusta mirar tus cuadros. Me encanta sumergirme en el tempestuoso océano de tus fantasías, impresiones, pensamientos, emociones... El enorme mundo interior de mi Miguelito... A veces me sumerjo en él tan profundamente que puedo perderme. Allí no hay límites... Tus cuadros lo tienen todo... Me gusta viajar de un cuadro a otro (como día a día en busca de impresiones nuevas) por tu mundo interior, enredándome en la tormenta de tus sentimientos,
 
deseos y pasiones. Con cada nueva pintura tuya me enamoro aún más de tu mundo interior. Y lo más importante, sabes, ¡me parece sorprendentemente familiar! (¡¡¡Como si fuera yo quien lo dibujó!!!) ¡No, no! ¡No te caigas enfermo! ¡¡¡Tú no!!! Mejor yo, ya estoy acostumbrada a la fiebre. Y tú, por favor, cuídate. ¡Estoy tan preocupada por ti!
Sí, lo recuerdo, cariño. No me buscabas a mí, y yo tampoco me dirigía a ti en aquella primera carta mía. Lo creo, incluso lo sé ahora, que todo había sido predestinado en los cielos. Solo una letra, una sola letra errónea en la dirección de mi carta a mi antigua amiga, y la recibiste tú, no ella. Ahora lo entiendo: no fue un error, Dios guiaba mi mano en aquel momento. Habrías podido tirar aquella estúpida carta con trisados ingenuos de una chica que no tenían nada que ver contigo. Podías leerlos, sonreír y olvidar... No, no podías. Entonces no serías tú, Miguelito. Respondiste, y la carta llegó, porque en mi dirección de remitente, afortunadamente, no había errores. Y entiendo una cosa: nuestro conocimiento a más de seis mil kilómetros el uno del otro no fue casual. Te pedía a Dios. Le pedía, buscaba el verdadero amor. Y me oyó.
Yo, como una niña pequeña o un gatito, ¡quiero que me cojan en brazos! O en rodillas, acurrucarme y no ir a ninguna parte. ¡Y permanecer así todo el día o toda una eternidad! Solo ronronear cariñosamente, suavecito...

Sí, es cierto: soy yo, aquella niña pequeña que restauró la fe en el amor y la bondad, en el altruismo, la fidelidad, la belleza, en todo lo que es sagrado en el mundo. ¡Y todo esto está en ti! Y si está en ti, también está en mí. Y estoy feliz con esto.
Y voy a amarte siempre... Te amaré eternamente y siempre estaré feliz cuando estés cerca. Es imposible no amarte, eres parte de mí. Y después de nuestra muerte inventaremos otro cuento de hadas, y tal vez incluso lo haremos realidad, si Dios nos lo permite...

Y ayer entregué dos trabajos de curso para la revisión. ¡Un montón de errores! Probablemente no podré hacer los exámenes. ¡La mitad del grupo no podrá! ¡Pero a mí me da igual! ¡¡¡Me da igual, porque te tengo a ti!!!

¡Guau! ¡¿Quieres enviarme dos álbumes artísticos tuyos más?! ¡¡¡Dos!!! ¡Envíamelos lo más pronto posible, ya he empezado a esperar!

¡¡¡Nombre mejor que MIGUEL en todo el mundo no existe, por mucho que busques!!! ¡No!
¡Miguelito, amor mío! Dime cuándo vas a tener tiempo libre en el taller (no quiero distraerte del trabajo), y te llamaré. ¡He comprado una tarjeta! Bien. ¡Así que mañana a partir de las 8:30 voy a llamarte! ¡Espérame, cariño! ¡Besos!
¡Estoy aquí, mi solecito! ¡Caliéntame con tus rayos acariciadores! ¡¡¡Te ofrezco todos mis pétalos!!!
 
¡Miguelito! ¡Hace dos horas te llamé! ¡Qué increíblemente agradable fue oírte! Es una pena que la conexión se haya interrumpido tan de repente. La tarjeta telefónica resultó demasiado pequeña... No lo había calculado todo bien.
¿¿¿Cariño mío, gracias por qué??? ¡Yo misma tenía tantas ganas de llamarte y hablar contigo! ¡Hurra! ¡Por fin pude hacerlo! Dios mío, QUÉ voz más profunda y impresionante tienes, CÓMO sabes hablar, cada palabra envuelve y encanta para siempre... no como yo... Además, mi voz se quebró de emoción. ¡Cuánto te extraño a ti y tu voz! Envidio a los visitantes de tu taller:
¡todos los días te oyen en vivo! ¡Me imagino lo agradable que es escuchar cuando tú mismo hablas de tus pinturas en la inauguración de otra galería de arte! ¡Deseo escucharte sin cesar!
Cuatro veces alguien descolgó el teléfono y cuatro veces pedí llamarte a ti. Y cuando respondiste tú, ya casi no lo esperaba. Tu voz sigue sonando dentro de mí. No puedo olvidar este dulce y mágico timbre. ¡Tampoco quiero olvidarlo!

Si me hubieras mirado a los ojos en el momento en que hablábamos, creo que ¡ni siquiera habríamos necesitado palabras! Lo habrías leído todo en mis ojos. Habría sido una conversación de almas, ¡porque los ojos son el espejo del alma! Nuestras almas habrían mirado sus reflejos y se habrían quedado asombradas por su similitud. ¡Incluso tenemos el mismo color de los ojos!
¡Miguelito mío! ¡Mi dulce, querido, amado! ¡¡¡Estoy saltando de alegría!!! ¡¡¡Y, probablemente, no dejaré de saltar hoy y así correré al instituto, saltando!!! ¡¡¡Tengo ganas de gritar, gritar en cada esquina que te quiero!!! ¡¡¡Te adoro!!! ¡¡¡Cómo expreso todos los sentimientos que me llenan, no lo sé!!! ¡Dios mío, podía solo soñar que algún día te encontraría!

¡¡¡Estoy tan agradecida con Dios por todo esto!!! ¡¡¡Por haber unido nuestros corazones!!!
¡No dejo de sonreír pensando en ti! Y que todos miren y se pregunten por qué estoy tan feliz, ¡de todas maneras no lo adivinarán! Esta sonrisa no es para ellos. ¡¡¡Solo para ti!!!
Te volví a ver hoy en un sueño. Y sentía cómo me enviabas amor, de corazón a corazón.

Me llenó por completo con una dulce calidez y calma. Como en la infancia... ¡Es tan bueno!
¿Y tú todavía no lo sabes y nunca lo has oído? ¿Acaso no te lo he dicho? ¡Qué astuto eres! Bueno, puedo repetirlo muchísimas veces más: ¡¡¡mi amado, mi querido, mi solecito, mi océano, mi alegría, mi felicidad!!! ¡¡¡Nunca tendré suficientes palabras para expresar lo mucho que te amo!!! Estoy siempre, siempre a tu lado, tanto en pensamientos como con el alma... ¿Hoy también vendrás a verme en un sueño? ¡Prométemelo! ¡Te voy a esperar!.. allí, donde siempre.
Y cuánto me gustó viajar contigo en taxi, ¡contigo incluso esto es romántico! ¿Recuerdas cómo me mandabas besos y sonreías? Me sentía tan bien. ¡Nunca lo olvidaré! Te amo, y ya no se puede hacer nada con esto... ¡Ah, por cierto! Hoy me he sacado fotos. Especialmente para ti.
¡Pronto te enviaré estas fotos! ¡Besos!
 
Al despedirte, estuve congelada durante una hora y media, porque tenía miedo de no volver a verte nunca más, que eso fueran los últimos minutos cuando todavía podía verte o por lo menos el avión en el que te ibas...

Es muy difícil para mí imaginar la vida sin ti, porque no solo estoy acostumbrada, ¡estoy apegada a ti! Por supuesto, también estoy preocupada por ti, es natural...
Sabes, mi mamá toda su vida trabaja con números. Y odia su trabajo porque es una persona creativa según su naturaleza. ¡La entiendo muy bien!
Por supuesto, es difícil para mí razonar, ya que no he estado en algunas situaciones de la vida, pero me parece que no podría abortar. ¡Es más fácil para mí morir que matar a mi propio bebé! Pero no quiero juzgar a nadie.
¡Tu gato me acaba de recordar a Beguemot de Bulgákov! ¿Y de qué color es? Me gustan tanto los animales, pero, por desgracia, a la mayoría de los gatos y perros tengo alergia. Aunque antes no la tenía... ¡Por supuesto, solo a ti! ¡No quiero ver a nadie más en mis sueños! Me comprometo a ahuyentar a todos los demás.

¿Seguro? ¿Tú también? ¡Eso pensaba yo! ¡Pero mi madre cree que los adultos ya no deben ver dibujos animados! ¡Entonces nosotros dos seremos niños por siempre!
¡Miguelito! Te imaginas, acabo de hablar contigo, y cuando colgué, me pareció que pronto llegarías del trabajo de tu taller. A mi casa... ¡Como si fuera tuya también! ¡Una sensación increíble! Un abismo de espacio entre nosotros, y esa sensación ha surgido y no desaparece.
¿Me llamarás mañana desde el taller? ¡¡¡Lo quiero muchísimo!!! Pero ahora por las mañanas no estoy sola en casa, mi papá está de vacaciones. Pero nada, me encerraré en mi habitación con ambos teléfonos y voy a esperar tu cálida voz.

La puerta se cerró de golpe. Llaves dieron vuelta. El eco de la vela se desvaneció resuelto.
Amanecer tras la ventana se acelera.
Tu mirada paciente de nuevo está apegada
A caminos que fluyen cual nieve y cal de la nada Hasta el mismísimo fin de la tierra...

Sobre el mundo el fuego se eleva y se apaga, Cosquillas hace en la palma la llovizna vaga Follaje cruje, esparciéndose al viento...
Pero tú sigues observando tus caminos con temor,
 
Creyendo a pesar de todo en el gran poder de amor, Y susurrando de tus palabras santas juramento...


Capítulo quinto

La mamá preguntó si eres tú con quien estoy hablando constantemente por teléfono a solas. Y si soy yo a quien están dedicados tus últimos cuadros. (Vio los dos últimos álbumes que habías enviado). Estoy callada como una guerrillera. Ella dice: “Los artistas son muy enamoradizos, todo el tiempo se enamoran de alguien”. Le gustas mucho. Pero todavía tengo miedo a su reacción a tu propuesta, apenas se alegrará si de repente declaro que me voy a casar contigo.

¡¡¡Cuánto te amo, te amo, te AMO, te AMO!!!

¡¡¡Soy la más feliz en la Tierra, en el mundo, en todo el Universo no hay chica más feliz que yo!!! Ahora me parece que todo esto es para nosotros, ¡el mundo entero fue inventado solo para nosotros! A pesar de que, por supuesto, es demasiado presuntuoso, me parece que todos los demás son moldes, ¡y solo tú y yo somos reales! Sabes, como en “Matrix”. Tú también has visto “Matrix”, ¿verdad?
Bueno, ya estoy hablando de otras cosas. Y sin embargo repetiré con placer: ¡¡¡te quiero mucho, muchísimo, inmensamente!!!

Los padres acaban de regresar de vacaciones. Para celebrarlo, hemos organizado una pequeña fiesta puramente familiar. ¡Qué va! Según nuestros estándares, un poquito: una ensalada de carne, unos bocadillos con salmón, con jamón, una sopa con albóndigas. Al final comimos una tarta y en seguida fuimos a dormir. Bebimos, por supuesto. La mamá y yo vino tinto, el papá vodka. Además de vodka no bebe nada más en general.

Sí, ¡quiero que tú también comas! Come, mi pequeñito. Mi papá y tú sois casi de la misma estatura: él también es alto. No creo que los padres se enfaden, ¡alegría mía! Pero, por supuesto,
¡se sorprenderán muchísimo!

Si no estoy en casa, no seas pesado hablando por teléfono con mi papá, no le expliques quién eres. En realidad, papá no preguntará sobre eso. Solo pregunta si está Nina, por teléfono,
¿vale? ¡No seas tímido con él! ¡Es muy amable y bueno! Simplemente pídele llamarme a mí, y ya. Yo pedí llamarte a ti cuando telefoneé a tu mamá.

Sí, por su voz, al principio todos le tienen miedo. Y además no le gusta mucho cuando me llaman los chicos, bueno, entiendes. Pero si lo vieras con los familiares, ¡es una persona muy tranquila y alegre!
Hoy papá me ofreció un plátano. ¿Sabes cómo? Él dijo: “Cómelo, de todas maneras hay que tirarlo”. Esto se llama “¡todo lo superfluo para los niños!”

Claro, vivir en tu ciudad será más cómodo para nosotros, porque allí tienes toda la actividad creativa tuya, no puedes dejar todo eso. Y tus hijos mayores también están allí. Aunque para mí, por supuesto, no sería fácil irme tan lejos de mi familia, pero esto ya no importa. ¡Te quiero a ti! Creo que en mi ciudad tampoco estaríamos mal. ¡Pero toda tu vida está allí, no aquí!
Buenos, que todo sea conforme a la providencia de Dios. ¡Confío totalmente en Él!
¡¡¡Pero sería genial vivir aquí!!! ¡En nuestra ciudad! Aunque la ciudad te parecerá pequeña después de la tuya. Pero también se puede vivir en algún otro lugar, no tan lejos, simplemente me gustaría ver a mis familiares y amigos con más frecuencia.

Hoy en la calle huele a primavera, ¡y estoy tan alegre por eso! He abierto la ventana, ¡y allí un pajarito cantando! ¡Ya he olvidado estos sonidos! Ya no quiero cerrar la ventana. ¡Está cantando muy bien! Está cantando sobre el amor, sobre la primavera... ¡de verdad es nuestra alma!
No, yo simplemente no puedo imaginarte perteneciendo a alguna otra persona. ¡Eres mío, solo mío! Y me sorprendo de mí misma... Mi dulce Miguelito, ¿qué me estás haciendo?
La mamá hoy otra vez se ha puesto a mirar tus álbumes artísticos. Le gustan tus cuadros cada vez más. Y ahora el papá ya está durmiendo, yo también estoy lista para ir a la cama, y ella todavía está mirando. Mira tú, que ella no se enamore de ti.

¡Aja! O sea, ¡¡¿las chiquillas más jóvenes también le meten la mano?!! ¡Vaya! ¡¿Y quién soy yo para ti entonces?!

Bueno, tal vez matar no, pero mutilar un poco, eso sí, obligatoriamente. Vale, no tengas miedo, no voy a matar a nadie, cariño mío. ¡Pero no podrías evitar histerias, querido!
¿Bueno, qué puedo decir? Les gusta a los míos gruñir a veces. ¡Yo también a veces soy muy gruñona! Es como una cosa familiar.

Por supuesto, es más conveniente celebrar la boda aquí. Es que temo que los míos simplemente no tengan dinero para llegar allí, a tu ciudad. ¿Y los amigos? ¿Y otros parientes: tres tías, un primo con su familia?

Y yo también a los míos. ¿Y cuántos de los tuyos vendrán más o menos? ¡Creo que encontrarlos y alojarlos a todos no es un problema! ¡Por supuesto que no hay problema! ¿Y no invitarás a ninguno de tus amigos artistas?
¿De verdad quieres, cariño, que en la noche de bodas grite como en aquel entonces? ¿Muy alto? ¿Para que todos los vecinos oigan? Todo está en tus manos, querido mío...

Estrellas brillan como lluvia En la profundidad del cielo. Están en donde vives ya Contigo en el vuelo.
 
Podrá dejarte amigo fiel, Y suerte traicionar
Pero estrellas dulce miel - Contigo va a estar...
¿Acaso no hay dicha en el mundo Cuando por ti por siempre brillará La luz aquella eterna y profunda Que desde todos lados llegará?

Bueno, por supuesto, tendremos que vivir aparte de ellos. ¡Yo tampoco toleraré una segunda ama en la casa!

¡Espera, espera! Guarda estas palabras, las dirás frente al altar.
¡¡¡Abrazos y besos, mi dulce de miel, mi mermelada de frambuesa!!! ¡Qué voz tan cariñosa!
¡Qué palabras más cálidas! ¡¡¡Es seguro que hoy no voy a tener frío!!! ¡¡¡Miguelito, me hiciste tan alegre!!! Miro en el espejo y determino tu estado de ánimo: ¿Estás contento y... feliz? ¡Igual que yo! ¿Sí? ¡¿Somos dos mitades de la misma alma?! ¿Lo que una siente, lo mismo siente la otra?
¡Hurra! ¡Beso a mi media alma! ¡Mil besos! ¡Llámame lo más pronto posible, te quiero mucho!
Huy, ¿y si mi carácter se empeora? Llegaré a ser regañona, empezaré a chincharte, como a mi madre le gusta hacer. Aunque, por supuesto, trato de ser diferente de mi madre, deshacerse de los genes es difícil.
Y en general soy nerviosa, ¡no lo olvides! ¿Fiel? ¿Quién lo dijo? ¿Quién está asegurado contra la infidelidad?

¿Otro beso? ¡Un beso supertierno!


Capítulo sexto

¡Bueno, eso es todo! ¡Ahora voy a ser fea, enferma, mala, llorona, gruñona y la más horrible!
Ya veremos cuánto tiempo me soportarás así.
Te extraño tanto... Es bueno que todavía me diviertes con tus mágicos inventos, porque me siento tan mal los últimos días... No te lo quería decir, pero a veces me siento muy mal. Estoy como perdida.
No tengo ganas de hablar, tengo miedo. Soy solo una pequeña niña indefensa y tengo miedo... No tengo ningunas ganas de causar tanto dolor... ¡NINGUNAS ganas! Ya me siento culpable por todo. Y más... tengo mucho miedo de perderlo todo a que estoy acostumbrada. Puedes reprocharme, pero de todas maneras tengo miedo.
 
Cuando la única vez en la vida nos mudamos  del viejo  apartamento al nuevo, aquí, tenía  8 años. Sabes, en aquel entonces me parecía que la vida se había terminado para mí. Aunque nos mudamos con toda la familia. Pero todos mis amigos se quedaron allí, y mi madre... me llevó solo una vez al antiguo lugar y al ver mis lágrimas dijo que no volvería a ir conmigo allí. Yo sufría mucho... Y ella no me entendía... Bueno, es una vieja historia.

Ahora todo es absolutamente diferente, pero de todas maneras tengo miedo. Puedes llamarme débil e indecisa o lo que sea, ¡pero tengo miedo al cambio! Yo nunca he tenido cambios tan grandiosos en mi vida.

Sí, para mí también es como una tortura. Los padres notan que algo me está royendo y me preguntan qué me pasa. Tengo tantas ganas de manifestarlo todo, pero todavía no puedo decirles nada. Ni siquiera quiero insinuar: ¡para qué molestarlos! Están tan felices. De momento no quiero entristecerlos con nada. Lo aguantaré todo sola y ni siquiera lo mostraré. Estoy acostumbrada a comportarme así, mis padres rara vez me entienden, por eso no me gusta descubrirles mis sentimientos.
¡Lo espero mucho! Mis padres, parece que siempre están dispuestos a comprenderme. A veces lo hacen. Pero cuando se trata de algo realmente serio, es difícil cambiar el punto de vista de mi madre, a menudo nos peleamos con ella, y el papá simplemente guarda silencio y se va. Si mis amigos no me apoyaran, me sentiría absolutamente sola en esos momentos.

Espero que en esto no me parezca a mis padres. Realmente lo espero. Quiero ser un verdadero apoyo y respaldo para mis hijos. Quiero que confíen en mí.

Y a nuestro papá no le gustan los conflictos. Si él empezara a interceder, mi mamá seguramente se echaría a llorar y diría: “No me apreciáis nada, sois tan buenos, y solo yo tan mala”, en general, algo así. Ya sabes, es muy nerviosa y tiene un montón de complejos. El papá simplemente la cuida. Lo entiendo perfectamente. A veces no me contengo, discuto con mi mamá... tenemos caracteres incompatibles.

Sí, conozco esa superstición. Según ella, ¡además de todo, soy increíblemente celosa!
Una cosa es tener buena actitud hacia ti ahora, cuando mi mamá no sabe nada de nuestra historia. Pero luego, cuando para ella dejes de ser simplemente un artista brillante y talentoso de una ciudad lejana, ya se verán afectados los sentimientos personales. Y sé a ciencia cierta que reaccionará mal ante el hecho de que estás dispuesto a dejar a tu familia por mí.

Conozco a mi madre, es muy conservadora, y cambiar su punto de vista respecto a estas cosas es muy difícil. Comenzará a imaginarse a sí misma y al papá en el lugar de tu mujer y tú. Ella dirá que se habría vuelto loca si el papá le hubiera hecho esto... bueno, algo así. Solo el hecho de que le gustas mucho ahora no significa que perciba esta noticia de alguna otra manera.
 
Es lo que yo quería, que me protejas, me absuelvas frente a ella, le digas: “No, no tienes razón, ella no es así”... bueno, pues, vale...

¡Eres muy bueno, Miguelito! Y cuando me siento mal, me voy a la habitación, me cierro, pongo la música y allí ya lloro para que nadie me vea ni oiga.
Pobre de tu mujer. Me da muchísima lástima, de verdad. ¡A mí también me gusta reventar los granos! Y que a mí me los revienten, ¡también me gusta!

Qué se puede hacer. ¡Tú y yo hace mucho ya nos hicimos prójimos, y ahora aún más! Puedo sentirlo. ¡¡¡De verdad!!!

Y de todas maneras es mejor para nosotros vivir en tu región, creo. Porque ahí está tu trabajo, tus conocidos, tus contactos y, lo más importante, tus hijos. Necesitan tu apoyo, y si te vas, no podrán verte con tanta frecuencia como les gustaría. Y yo aquí todavía no tengo trabajo y el instituto lo terminaré pronto. Bueno, tengo amigos, los padres en la ciudad, pero los amigos también pueden irse, sí, y además, yo suponía que me mudaría de aquí a algún sitio. Es incómodo solo de tu ciudad viajar para ver a los padres; las visitas resultarán muy raras. Y para ellos para verme a mí aún más difícil. Y viajar para ver a mi hermano en Moscú también es más complicado de tu ciudad que de la mía. Pero aún así el mejor lugar para nuestra vida, si decidimos casarnos, es allí, en tu ciudad, creo. Besos, cariño.
¿Odiar? No, no creo que ella te odie. Preocuparse, sí. Bueno, no sé, tengo que preparar paso a paso a mi mamá, o algo así. Intentaré.

¡Cariño mío! ¡Nunca te lo haré, nunca!

Lo que estás contando es muy triste, amor mío. Por desgracia, en la vida hay muchas personas así. Se sienten bien solo cuando alguien se siente mal...
Lo principal para ellos es descargar su maldad en alguien, y cuando lo logran, solo entonces se calman. Para algún tiempo. Sabes, hay un dicho sobre este tipo de gente: “hoy yo tengo alegría, hice una bordería”. En mi opinión, están guiados por una desconocida energía oscura. ¡Nunca te lo haré, y no le permitiré a nadie hacerlo!


Capítulo séptimo

Bueno, mientras digieres todo lo que te escribí... Vale, pronto vendrá un amigo a verme. Por eso durante algún tiempo no podré escribirte. Seguiré escribiendo solo tarde por la noche, creo.
¡Y tú qué piensas, ahora lo hago bien, estar en una habitación con un amigo dormido y al mismo tiempo escribirte confesiones! Puede despertarse en todo momento. Pues no te preocupes si me interrumpo de repente. Bueno, ¿qué te parece Ninita después de esto? Chica mala, ¿no? ¡No lo dudo!
 
Como a ti, te besé solo a ti, ni siquiera pidas besarlos a los otros de la misma manera.
¡Aquel beso es solo tuyo!
No me imagino cómo se pueda no perdonarte por algo. ¡Eres el mejor, el más bondadoso y cariñoso! ¡Eres un milagro, eres un tesoro de sentimientos! Entre mis conocidos nadie sabe sentir tan finamente y expresar sus sentimientos como tú. Y por eso te amo.

Mi amigo es bueno, lo hace todo para mí, pero yo no tengo el mismo sentimiento recíproco respecto a él. Antes lo amaba más. Pero ahora... no sé qué pasó. Y en general, todo estaría bien, pero no tenemos una comprensión espiritual mutua tan completa. No eres tú. Es difícil para mí ahora formular y explicar todo esto...

Necesito comunicación espiritual, pero él no es capaz de dármela.
Mírame a los ojos: ¿acaso allí pone que puedo dejarte? ¡¡¡Puedo repetir y repetir que de todos modos estaré contigo siempre, lo quieras o no!!! ¿Y cómo puedo no perdonarte algo, cariño mío, querido mío? ¡Te beso muchísimo! Y te abrazo con fuerza. ¡No tengas miedo a nada, yo te lo pido! Estoy contigo. ¿Lo sientes? ¡¡¡Te abrazo, te amo!!!

¡No, no! ¡Hoy no hemos hecho nada de eso! ¡Y en general nos reunimos con él no solo para hacer el amor! Hoy primeramente hemos visto en su casa una película, muy hermosa, se llama “Final Fantasy”. Toda la película está dibujada en 3D. Luego me ayudó a hacer un plan de negocios.
¡Así que, por favor, no inventes más estas escenas desgarradoras! ¡Te pones nervioso así! Cree que solo paso la noche con un conocido y por eso no puedo comunicarme contigo en ese momento.
¡No, no eres menos hombre que él! ¡Oh, yo sí que lo sé!

De todas maneras, por un lado, es bueno tener dos maridos a la vez, pero por el otro, ¡hay que reventar! Todo el tiempo andar pensando si he ofendido con algo al segundo. Aunque a veces empiezo a comprender a este tipo de familias. ¿Su reacción? Creo que no diría nada bueno. Especialmente si comprendiera que no es una broma. ¡Seguro que se pondría preocupado!
Y el que tuve antes de Dima se emborrachaba bastante a menudo. Incluso podía sentar la mano a veces. Me ha llamado hoy otra vez, recordaba el pasado. Pero no tengo muchas ganas de hablar con él. Y él todavía espera algo...

No, todavía no me he ido a ningún lado. Simplemente Dima me llamó.
¡Os amo a los dos! Y me hace sentirme bien y mal, ¡al mismo tiempo! Miguel, ¿acaso nunca has amado a dos mujeres simultáneamente? Y una cosa más: nunca me digas que me quitas el tiempo, ¡no es así! Siempre me alegran tus cartas, siempre, recuérdalo, mi amor, ¿vale? ¡Eres el mejor, mi querido Miguelito!
¡Y yo no solo hoy, últimamente paso todas las noches contigo!
 

parte.
 
La poliginia  existe  en muchos países, es una lástima que no haya poliandria en ninguna


No quería ponerte de mal humor, pero él pronto vendrá otra vez. No, no, solo hablaremos,
 
¡¡¡nada más, te lo prometo!!!
Y mi amigo Dima otra vez está durmiendo ahora. Él cree que estoy haciendo trabajos de curso y no se puede distraerme. Por eso, por aburrimiento, se quedó dormido. Más bien, fui yo quien lo adormeció. Ya sabes: tengo una cama mágica; cuando lo deseo, la persona que está acostada en ella se duerme sin darse cuenta. Y lo aprovecho.
¿Quieres que sea honesta? ¡No se lo permito! Y en general, últimamente casi no nos vemos.
Decidimos que no deberíamos vernos durante algún tiempo.
Estoy muy triste hoy. Por casualidad Dima y yo íbamos hoy cerca del hotel. Aquel hotel, el nuestro... En mí se encendieron los recuerdos, y solo ahora sentí cuánto te extraño. Te extraño mucho.
Te quiero mucho y estoy triste. “Estoy triste por amarte...” ¿Te acuerdas? Te necesito mucho. ¡¡¡Dios mío, cuánto te necesito!!!
¡Así que hoy estoy bebiendo champán! ¡Dios mío! Casi nunca antes había tenido ganas de beber. Simplemente beber. Y hoy lo quiero. Y precisamente champán. ¡Bebo y brindo por todo lo bueno, que todo esté bien! No puedo formularlo de otra manera.
Hoy Dima ha venido a verme. Hemos hablado mucho y hemos decidido no vernos por lo menos una semana más. Solo me va a llamar. Todavía no sabe nada de ti y de mí.
¡¡¿Qué tiene que ver la diferencia de edad?!! Sé que otra vez estaré bien contigo, ¡¿pero cuánto me costará?! ¿Podré después de eso vivir con tranquilidad y disfrutar de la felicidad familiar?
Toda la noche en mi sueño pensé en ti. Pero no soñé contigo. Y hoy voy a pensar constantemente. Miraré el sol y le sonreiré, como si fueras tú.

Me miras a los ojos. Y él te está besando. Me miras y el techo parece no estar.
Los cielos tan azules. La brisa embrujando. Y lejos al oriente las nubes van en par...

La cicatriz del labio... No, no se ha sanado. La toco con la lengua. Y otra vez dolor.
Y lejos tras el techo, donde las nubes hado, Mi alma tintinea cual pájaro tenor.
 
Me sientes, aunque siempre está él a tu lado, Tus manos acaricia y habla sin cesar.
Te sigo invisible con celestial mirada
Y en lenguaje místico por ti no paro de llorar...


Capítulo octavo

¡Miguel! Estoy cansada de mentir. Mentirles a todos: mis padres, Dima, los conocidos. Mi conciencia me atormenta. No puedo vivir así, estás casado, pero al mismo tiempo quieres quedarte conmigo. No puedo ahora simplemente romper con Dima, pero tampoco puedo mentirle y al mismo tiempo hacer el amor contigo. No puedo pasar por encima de tu familia que estás dispuesto a dejar por mí. No puedo pasar de todo esto. Siempre estaré atormentada por la culpa. No puedo hacerlo.
Me sentiré fatal si rompo tu familia. No podré superarlo. Ni siquiera después de que dijiste que de todos modos ya estaba rota. ¡¡¡Pero todavía existe, y colapsar puede por MÍ!!! Por mí no vale la pena destruir nada.

Tu Ninita nunca ha tenido que mentir tanto. Y sufre mucho por esta mentira. Me gustaría que vinieras. Y me gustaría volver a vivir contigo los momentos más dulces... ¡Pero si todo esto fuera puro! Si no tuvieras familia, si no tuviera que mentirle a todo el mundo... Así es como debería ser. Solo así.
¡Te quiero! Y quiero verte... ¡No por lástima, no! Te quiero mucho, te amo, pero vuelvo a repetir una y otra vez que no te amo tanto como para tirarme al ruedo ahora mismo...

Y nuestro hijo antes de la boda también es de alguna manera... entiendes. Entiendo que para ti, tal vez, sería más cómodo y más agradable. ¿Y para mí? Parece que al principio estaba con mi amigo y luego me quedé embarazada de ti... Y resultará que como si solo por eso, que no hay otra salida para mí, esa es la única razón por la que me caso contigo. Pero se quiere que sea de otra manera.
No quiero que te divorcies por desesperación. Puedes todavía quedarte con esta familia. Y a escondidas no me casaré, eso es seguro.

¡Es fácil de decir! Pero estoy sufriendo. ¡Mi conciencia me está comiendo! ¿Qué, tirarla también? Sabes lo que es la conciencia. ¿Lo sabes? Que esto no es solo un sentimiento... La conciencia es la voz de Dios. Y yo creo en eso. Y los sacrificios serán apreciados, por lo menos en los cielos, eso es seguro, ¿acaso no es así? “No se puede construir felicidad sobre desgracia de otra persona”, dicen. ¿Y la desgracia de tu mujer no se toma en cuenta?
¡No eres culpable de nada! ¡Y yo tampoco te culpo! ¡Y siempre estoy dispuesta a acariciarte!
 
Entendí todo esto, te lo dije al principio de la conversación de hoy. Está muy bien que lo amas todo aquí... pero... pero... de todos modos, ¡¡¡me ATORMENTA LA CONCIENCIA!!! ¿Pues qué? Si me quieres, ¿ni siquiera debería tener miedo de Dios? También quiero felicidad en la tierra. Pero no ir en Su contra. O tal vez Él me iluminó. Me iluminó de que nuestra vida debe ir por otro camino, no bajo TALES circunstancias. Entonces estoy pensando cómo hacerlo.
Ya no sé cómo explicártelo, pero solo te pido: no vengas más a verme. Será mejor así. También tengo muchas ganas de verte, pero es mejor para mí estar a solas conmigo misma, para que nadie me lleve a ningún lado, para que pueda meditar tranquila. Sí, realmente lo necesito, necesito tiempo, por lo menos un poco de tiempo. Dices que para ti el tiempo se alarga, lo entiendo, cariño. Pero de todos modos no quiero apresurarme, ¡para mí es muy poco! Sé que me amas, por eso lo entenderás. No me preguntes, no trates de convencerme de que no tenga nada que temer,
¡por favor! Solo sé que NECESITO estar sola.

Si hoy antes de la medianoche no te escribo nada, entonces no me esperes más, por favor, simplemente vete a dormir. ¡Besos!


Capítulo noveno

La tierra comenzó a fluir, se estremeció y empezó a correr hacia atrás: más y más lejos, más y más lento. Luego se balanceó una, dos veces y comenzó a caer rápidamente en una niebla espesa, como un ojo de un pájaro dormido, cubierto con una película blanquecina. Por última vez, ya por casualidad, surgió en un desgarro de las nubes algo dolorosamente inalcanzable. Y desapareció...

Donde sea que yo esté y donde sea que estés tú:
Que la distancia entre nosotros sea sólo luminosa, Que no se oscurezca por las nubes el celeste ímpetu, Y, como nuestra sangre fluye, del verso suena prosa
¡Como cuando entre los dos no hubo lejanía espantosa!

¿Almas gemelas? Tal vez las seremos siempre. Y yo te amo... te beso... me duermo cerca...

Muchas veces me contaron todo tipo de mentiras sobre ti. Y cada vez lo creía y volvía a pensar en ti. Ahora ya no lo necesito. Te miro y entiendo: todo lo que fue dicho es una tontería, lo principal es imposible describir con palabras. Tú estás cerca. Tú estás aquí. Y para mí no hay diferencia: quién y qué me dirá sobre ti o a ti sobre mí, sé lo principal: vivir sin amor es imposible...
 
“Aunque hablara todas las lenguas de los hombres y de los ángeles, si me falta el amor sería como bronce que resuena o campana que retiñe.
Aunque tuviera el don de profecía y descubriera todos los misterios y la ciencia entera, aunque tuviera tanta fe como para trasladar montes, si me falta el amor nada soy.
Aunque repartiera todo lo que poseo e incluso sacrificara mi cuerpo, pero gloriarme, si no tengo amor, de nada me sirve.
El amor es paciente y muestra comprensión. El amor no tiene celos, no aparenta ni se infla. No actúa con bajeza ni busca su propio interés, no se deja llevar por la ira y olvida lo malo. No se alegra de lo injusto, sino que se goza en la verdad. Perdura a pesar de todo, lo cree todo, lo espera todo y lo soporta todo.

El amor nunca pasará. Las profecías perderán su razón de ser, callarán las lenguas y ya no servirá el saber más elevado. Porque este saber queda muy imperfecto, y nuestras profecías también son algo muy limitado; y cuando llegue lo perfecto, lo que es limitado desaparecerá.
Cuando era niño, hablaba como niño, pensaba y razonaba como niño. Pero cuando me hice hombre, dejé de lado las cosas de niño.

Así también en el momento presente vemos las cosas como en un espejo, confusamente, pero entonces las veremos cara a cara. Ahora conozco en parte, pero entonces conoceré como soy conocido.
Ahora, pues, son válidas la fe, la esperanza y el amor; las tres, pero la mayor de estas tres es el amor”.
San Pablo

Epílogo

Pasaron muchos años. Miguel creó otra familia.
Nina se casó con Dima, pero dentro de unos años se divorciaron. Y Nina fue a servir a un convento. La mujer con este nombre ya no existe: hay una monja que tiene un nombre completamente diferente y un único Novio eterno.


Traducción al español:  Lilia Berkush
 

*Eldar Akhadov, Nació en Bakú en 1960. Vive en . Es el miembro de la Unión de Escritores de Rusia, de la Unión de Escritores del Siglo XXI, de la Unión de Escritores del Sur de Rusia (Ucrania), de la asociación literaria y creativa Luch (Azerbaiyán). Es el miembro de la Sociedad Geográfica Rusa, miembro de la Asamblea de los Pueblos de Eurasia, miembro del Club Internacional PEN (Eng. PEN Internacional). Es el autor de los 63 libros de poesía y prosa. Es laureado del Premio Literario del Estado del Gobernador de la Okrug Autónoma Yamal-Nenets, galardonado con los Premios Nacionales "Pluma de plata de Rusia", "Por el bien del mundo", Premio ruso-sueco "El norte es un país sin fronteras", Premio de la editorial ZA-ZA Verlag (Alemania), Premios Homer (Grecia), medalla de plata del " IV Festival de Festivales Literarios de toda Rusia", medalla de plata del " IV Festival de Festivales Literarios de toda Evrasia".