miércoles, 4 de noviembre de 2020

"En el olvido" Poemas de Fernando Torres


                                                              
El barco

Ahora me encuentro navegando en un mar 
lleno de recuerdos, lleno de sueños
que se perdieron en el día en que te fuiste
causando en mí corazón un gran despecho
Recordando todos los días que ya no estás 
que estás en una marea muy lejana
tan distante, ocasionando que mis días 
sean sin sol y ya no exista un mañana 
Porque de nada sirve que exista un mañana 
si todas las noches sueño que estamos juntos
pero al iniciar el día tu rostro se desvanece 
quedándome solo con mis sentimientos ocultos
Convirtiéndome en un perdedor
que no logra olvidarte porque
a pesar de que ya estás en otro barco
lo que siento impide que me enfoque
 Y como olvidarte si te sigo amando
a pesar de que no creo en Romeos ni en Julietas
por ti me estoy muriendo lento 
debido a que tu ausencia dejó en mí corazón infinitas grietas.


En el olvido

Con el paso del tiempo todo
cambia y se transforma incluso el amor 
en ocasiones este va en aumento
en otras se detiene causando un gran dolor.
Las personas que un día se juraron amor 
se distancian, se alejan, se dividen
convirtiendo al amor en un ave emigrante
cuyo color hace que los dos se olviden
Preguntándose una y otra vez, ¿qué pasa?
con todos los momentos que vivieron
acaso todo se perderá en las tinieblas del olvido
abandonando lo que en sus corazones sintieron
Acaso el amor se termina, se acaba 
y si es así porqué lo sentimos 
acaso es necesario que suframos, que padezcamos
viendo como el tiempo arrasa con todo lo que construimos 
Pues si el amor es todo ello, es la ilusión 
más hermosa de este mundo y solamente 
los enamorados conocen el gran dolor
de vivir en un recuerdo estampado en su corazón y mente.


El mundo de hoy

Envío a Dios todas mis súplicas
y me arrodilló ante él para
pedirle que el mundo cambie
y se convierta en el cuento de hadas
Donde todos vivamos en armonía
en una sociedad dónde no todo esté mal y al revés
en la sociedad de nuestros sueños y sé que lo conseguiremos 
sí movemos bien las piezas de nuestro ajedrez
Para que los honestos ya no se hundan en la pobreza
y los delincuentes tengan el poder de toda una nación 
donde los seres humanos ya no se discriminen ni se ataquen 
dentro de mí poema esta es mí invitación 
Ya que sin importar la raza
el sexo, el color somos uno
hijos del mismo padre Dios
y el dinero no te hace mejor que ninguno
Lo único mejor es vivir en una sociedad de paz 
en donde se fomenten valores 
para forjar ciudadanos útiles 
y ya no se sigan cometiendo más errores


*Fernando Torres Nació en Loja (Ecuador) el 27 de abril de 1998, cuya ciudad es considerada cuna de grandes artistas, los cuales sin duda han sobresalido a nivel mundial por su gran talento y dedicación cuyo mayor referente para él ha sido Pablo Palacio porque a pesar de su dura infancia, demostró ser un exitoso profesional y ocupo cargos importantes como: abogado, docente, periodista y brillante escritor además que su novela titulada como un hombre muerto a puntapiés fue la primera obra literaria ecuatoriana en tratar abiertamente el tema de la homosexualidad lo que lo constituye como uno de mis escritores favoritos por hacer lo que los demás no se atreven, realizó sus estudios primarios en la  escuela Luz Angélica Martínez en donde ocupe el puesto de primer escolta del pabellón nacional, posteriormente realizó sus estudios secundarios en el colegio Ramón Rio Frio Bustamante en donde nació su pasión por la literatura, especialmente por la poesía ya que la considera como un medio mágico para transmitir los más profundos sentimientos y finalmente se encuentra estudiando en la Universidad Nacional de Loja, en la carrera de pedagogía de la lengua y la literatura en donde espera conocer profundamente las reglas ortográficas para seguir avanzando y algún día llegar a ser un gran escritor lo que es su mayor sueño.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario