martes, 29 de junio de 2021

"Sin destino" poemas de Yuleisy Cruz Lezcano

Sin destino 


Quizás de dónde llega 

la alegría vivida desde adentro. 

Tal vez llegue de una llanura de luz 

o de un viento etéreo.

No lo sé, puedo solo cantar y obedecer

a estos cielos azules que contienen 

tanta gentes amigas 

sentadas sobre los segundos 

de evanescencia, 

contenidos en la herrumbe del pasado. 

Quizás a dónde llega el mito

que dona la destreza para desviar el timón

hacia la evolución. 

Quizás si basta aprender a saltar los vacíos

y a caer entre los intervalos de la sonrisa

para escuchar sin tener prisa 

el son del pétalo lejano

detenerse en el ritmo de las hojas, 

contemplar sus temblores de luceros, 

aprender de los ojos nacidos

para arder al canto del viento, 

como granos de arena que no conocen 

su destino. 

No é de todo esto nada, 

mi voz sólo sirve

a las aves insoñadas,

no conozco los secretos

del sol de besos

con belleza espiritual, 

en el plenilunio de cristal

me hago preguntas delante al espejo 

y me responde el reflejo

de un pájaro musical. 



Viajar 


Viajar ahora 

es quedarse sentados. 

Se cultiva inmovilidad

sobre las hojas verdes

de los dientes de león, 

entre amapolas de emoción

se encierran nuestras vidas. 

Se levanta el desierto 

al sucesivo mirar. 

Irse es no esperar, 

esquivar el espejo

para no verse. 

Irse es perderse

en el opaco reflejo

de la realidad. 

Irse es no escuchar la melancolía, 

no soportar que el día

muestre su intimidad.

Irse es evitar 

la perturbación que asedia, 

fingir de recitar en una feliz comedia, 

cambiando siempre argumento. 

Irse es hacer de la verdad puro cuento, 

tener siempre una sonrisa lista 

y hacer de la fuga una conquista. 



Origen 


Me dices:

¡Ve! Regresa a la origen

donde te eligieron, 

al misterio último de tu alma, 

al grito de fuego de las entrañas, 

al primer insulto del respiro

en el recíproco perdón 

entre tú y la muerte. 

¡Ve! Inflama tus pulmones en el viento 

y con voz desesperada deja caer

los ojos entre el reflejo de la placenta, 

en el reloj de luz que te dió la vida. 

Golpea, con golpes duros 

la herida que besa

las manos sin ritmo, 

cruzadas sobre el pecho 

para no detener el alma.



Sin quejas


¿Cómo puedes quejarte de la vejez?

Te ha permitido de nutrir

almeno seis perros,

cuatro gatos

y numerosas plantas. 

Te ha permitido de alimentar

una cuna de peces

con fuego solar en las escamas

y te permite de dormir poco

para contemplar los sueños de la luna. 

¿Cómo puedes quejarte de la vejez?

Te da el tiempo 

para contemplar los retratos de nubes, 

mientras esperas sentada 

en el umbral del horno

de tostar el mundo, 

para hospitar con pan caliente 

y biscochos

quien se acuerda todavía que existes. 



*Yuleisy Cruz Lezcano, nació en la isla Cuba el 13 marzo del 1973, vive en Marzabotto (Bolonia, Italia). La poeta llegó en Italia a la edad de 18 años, estudió en la Universidad de Bolonia y consiguió el título en “Ciencias enfermeristicas y obstetricia” consiguió, además, un segundo título en “Ciencias biológicas”. Trabaja en la salud pública. En su tiempo libre ama dedicarse a la escritura de poemas, poesías, relatos, a la pintura y a la escultura. Numerosos son los premios literarios donde ha obtenido reconocimientos importantes y las antologías sea nacionales que internacionales en las que son presentes sus poesías. Ha representado su país natal Cuba por dos años consecutivos al Festival Internacional de la Poesía de Tozeur en Tunisia. Ha publicado 16 libros de poesías en Italia, dos de los cuales en los dos idiomas Español/ italiano, y un libro de narrativa. De su obra se destacan los libros:

“Demamah: il signore del deserto – Demamah: el señor del desierto”, 2019 “Inventario delle cose perdute”, 2018 “Tristano e Isotta. La storia si ripete”, 2018

Pàgina web: http://www.yuleisycruz.com/chi-sono/

No hay comentarios:

Publicar un comentario