lunes, 9 de agosto de 2021

"Sobredosis de melancolía" poemas de María Belén Martire



Quiero volver a vivir

el amor no es egoísta

nunca debió serlo

pero el amor que tuve en mi vida fue miserable.

 

Me da tristeza de solo recordarlo

¿estoy preparada para reparar mi corazón a alguien nuevo?

es una pesadilla

recuerdo como hundiste mi corazón cuando tenías en mente como destrozarme.

 

Nunca sentí amor a flor de piel

solo conozco el dolor con una pizca de amor

pero, si tuviera que deslizarme contra la fría pared

hasta caer al piso…

 

Y analizar

nunca me amaron de verdad

camino por la vida, cada pequeño rincón del mundo

y veo, como hay amor en todas partes

no puedo sentir empatía, nunca vivencie el amor.

 

Tantas personas pasaron por mi vida, personas que amé con todo mi corazón

pero nunca recibí una muestra de afecto

y eso lleva a torturarme a mí misma

porque, nunca nadie me amó.

 

¿El problema soy yo?

mi organismo esta acostumbrado a recibir una sobredosis de melancolía

El falso amor consumió mi sangre, y parte de mi vida

Calándose entre mis huesos, consumiendo mis expectativas.

 

No me culpes, no puedo sentir

mi cuerpo esta anestesiado

me abrumó la injusticia y la maldad popular de la gente

los falsos amores, los hipócritas, los rompecorazones, los juzgadores por diversión y los amigos por conveniencia

¿Qué puedo decir?

 

Grité su nombre antes de morir en el sano juicio

sabiendo que era malo para mi

solo puedo recordar como me protegía, o eso creo que hacía

¿Cómo no iba a aferrarme?

 

Necesito una dosis de amor para volver a la vida

pero la única dosis que consigo es el amor ficticio de los libros

es el único momento en el que puedo vivenciar lo que siente la gente que recibe amor a diario

asfixió mi alma en las páginas.

 

No me juzgues, te aseguro que, si estuvieras en mi lugar, actuarias igual

ahora, solo quiero saber

¿estoy destinada, a algún día de mi vida, a tener un amor de verdad?

¿alguien que se atreva a amar mi piel desnuda, mis lunares opacos, mi rostro pálido?

 

¿Mis manos frías, mi sonrisa, mi balcón, lleno de cartas sin destinatario,

mis noches sin dormir, mis pesadillas vivientes, la poesía que da potencia a mi habla,

existirá alguien que pueda amarme realmente en esta vida?

¿existirá alguien en esta vida que quiera bailar bajo la luz de la luna conmigo?

¿existirá?

 

Las probabilidades de ser amados de verdad en esta vida son de 1% en un millón…

pero, aun así, reclamo al universo ver brillar mis ojos, sentir cosquilleos en mi organismo

recibir a alguien que quiera acariciar mi mano, porque…

… estoy acumulando mi amor para brindárselo a la persona correcta.

 

 

El mar de las emociones

 

Si tuviera la oportunidad en mi vida de pintar un océano eterno

seria sobre nuestra existencia absoluta

el mar es la fuente de vida de todo ser humano

pero dejé de creer en esa teoría cuando te vi por primera vez.

 

Cuando te vi por primera vez, el mundo se detuvo

mi mente dejo de procesar información

y el aire no entraba correctamente hacia mis pulmones

el día que te conocí por primera vez…

 

Sentí un mar de emociones

el océano me atrapaba, calaba mis huesos

asfixiándome

y sin darme oportunidad alguna a escapar.

 

Los océanos son el tesoro de nuestra existencia

pero cariño, si supieras el tesoro preciado que es mi vida, desde el día en que te vi

es sorprendente como caí bajo tus encantos una tarde de otoño

no recuerdo…

 

No recuerdo tu nombre, ¿puedes refrescarme la memoria?

no recuerdo mi habla

solo visualizo tu cara

En mis sueños de madrugada.

 

Me desvelo frente al océano

recordando el color de tus ojos y tus murmuros, tu suave voz

siento que un tsunami vino hacia mi cuando me miraste

solo puedo hablar con el océano durante mi insomnio frustrado.

 

Miro las estrellas, pidiendo volver a encontrarnos

porque, si estuvimos destinados a vernos entre, el océano de gente que se asomaba hacia mi

estaremos destinados a conversar una vez más

pero, por si quieres encontrarme…

 

Espérame en la playa, frente al océano, cuando tu cabeza no te permita dormir…

tu pecho duela, y tus pensamientos sobre mí, te abrumen, hasta el final de los días

¿quieres ser mi océano cuando el mundo se me venga abajo?

PD: Aún te espero.

 

*María Belén Martire. Argentina,Ushuaia, Tierra del Fuego, Argentina. A la edad de 14 años, comenzó a escribir en la plataforma de libros Wattpad, con seudónimo. Su novela alcanzó 4.9K de visitas. En 2019 fue su primera convocatoria, participó de: La Historia de la Academia de la Universidad de Córdoba, Argentina. Quedando en quinto lugar y recibiendo mención de honor. En el mismo año, Editorial Dunken de Buenos Aires la convocó para asistir a la Clínica Literaria ROI, donde integró el libro colectivo: Pasaporte al Eco de Cristal. Participó del Concurso número 70 del Instituto Cultural Latinoamericano: Unidos por Las Palabras, recibiendo mención de honor, medalla y publicación. A fines de 2020, participó nuevamente del Concurso 72 de Instituto Cultural Latinoamericano recibiendo mención de honor y publicación. Integró la antología de Instituto Internacional CEN, recibiendo diploma finalista en poesía y publicación. En 2020-2021, asistió al evento en conmemoración al escritor Rubén Vela, integrando la antología y recibiendo mención de honor. En 2021, participó del Encuentro Internacional de Escritores y Poetas: Baigorria, integrando la antología y recibiendo mención de honor. En 2021, participó por tercera vez del Concurso 74 De Instituto Cultural Latinoamericano recibiendo mención de honor y publicación. En 2021, fue convocaron a participar de la Antología Nueva Poesía y Narrativa Mundial 2021 de Leo Zelada, Lord Byron Ediciones desde Madrid, integrando la antología. Para alegría, y sueño cumplido desde pequeña, en 2020 publicó su primer libro autónomo “Invierno”, trabajado con Editorial Dunken, de género poesía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario