jueves, 22 de julio de 2021

"Los números irracionales" poemas de Carmen Álvarez Cucho


Amor


El amor es un verbo

el verbo más libre de todos los verbos

la ternura de una danza en ebullición

la sonrisa traviesa de un atardecer

el éxtasis de un juego infinito

el alimento de la pacífica muerte

el movimiento de tus manos

al tocar la noche

y conducir por la carretera

en un ritmo silencioso.


El suspiro de una mañana consciente

el latido del pájaro de fuego

la bondad de un árbol sin raíces

la calma del océano en su espuma

la alegría de las niñas del arcoíris 

el placer al sentir la brisa de las flores

arder en lo sagrado, en tu erótico talismán.


Tal vez, estoy imaginando demasiado

tal vez, estoy soñando con el animal atrapado

en su lenguaje profundamente etéreo

y su dolor sublimemente humano. 

Solo he conseguido vislumbrar eclipses

y escuchar la lentitud de tus pequeños pasos

en las nubes del vino.

El amor es quien es

mientras abrazamos

la desnudez espiritual del dolor.

                                                               


Alquimia


Vuela tan alto como los brazos de la lluvia

como el majestuoso velo cósmico 

como la maravillosa alma de la estrella

como la tranquilidad efímera de los colores.

Sueña en el interior del templo invisible, 

aquel que pintaste con tus lágrimas de seda

y sellaste con tus cantos de esperanza.


No puedes seguir aferrándote a esas voces ajenas

que solo hacen ruido y te cortan las alas 

mientras te ocultan miserablemente

en la oscuridad del crepúsculo. 

No puedes volar ni cantar

porque huyes de ti

y te abandonas cobardemente.    

                                  De repente, tu cuerpo se rompe 

                                                En un grito desgarrador. 

Pide que lo escuches y lo comprendas

pide que lo ames y lo aprecies

porque ese es el llanto y la ira

para liberarte de la eternidad y la mortal ilusión.


Nunca estabas sola

nunca fuiste olvidada.

Todo lo importante siempre estuvo aquí

como esa melodía que brota desde tus entrañas

para florecer en el mar (y no la trampa)

que necesitas ser.



Los números irracionales


Me conmueve y me aterra

la muchedumbre a punto de matarse

la vela a punto de consumirse

la nieve a punto de derretirse

el tiempo a punto de congelarse

el ruido a punto de enmudecerse

la historia a punto de olvidarse

el gato a punto de hipnotizarse

y el ambiente a punto de seducirme

con aquella voz melancólica y calmada

que me mantiene viva y lúcida; ligera y miserable.


En los labios delgados de los números pasionales

escucho la palabra “perdón”

y siento la sabiduría de la gravedad

acogerme en su pecho memorable

y en su vientre de unicornios inmortales.


Envejezco para compartir mi euforia

y la sonrisa oculta de mi angustia,

aquella incertidumbre que aparece

como el polvo en cada casa reprimida

o en cada bocanada del espíritu solitario

perdido en la belleza del laberinto.

Tú y yo somos una partitura trascendente

una verdad liberadora

o la escalera de un dios que tiene fe

y se despliega en las infinitas dimensiones

de nuestro íntimo misterio.


*Carmen Álvarez Cucho (Lima, Perú, 1998) Egresada de la carrera de Literatura por la Universidad Nacional Federico Villarreal (UNFV). Actualmente, conforma la comisión de investigación de la Red Literaria Peruana (RedLit). Ha publicado cuentos de ciencia ficción en la antología «Y se hizo el caos». Ha recibido mención honrosa en el Tercer Concurso de Cuentos de Amor Universitario « Amor en las aulas, patios y más» organizado por la editorial universitaria de la UNFV. Ha colaborado con la revista Entropía en poesía y ha publicado poemas en la revista Plástico y Coyolxauhqui.

No hay comentarios:

Publicar un comentario