domingo, 7 de abril de 2019

"Sólo soy cuerpo y palabras" poemas de Pita Ochoa




ANA XÓCHITL

Soy el arcoiris de la montaña que besa al mar
Xóchitl soy por mis abuelos
Ana me nombran
Lustro mi sombrero pararrayos de malos augurios
                                   y nazco

Mi vida florece en una rama y el ojo avispa de mis hermanas
mis orejas: vitrales pendientes en la brisa
un árbol: mi sostén, mi sombra, mis tres casas

Yo Ana Xóchitl vibro
cuchareo tragos de sol
mi hamaca vuela con el viento,
el roce de una hoja mueve
los párpados de mi respiración

Al son de un zanate rondador
Mi madre es 1 trocito de mundo
la vida constelada en trenzas de barro 
amasado siglo a siglo

Yo Ana Xóchitl aprendo a tejer 
árboles-frutas en la tierra
a hilar collares de mazorcas
a pintar floreados pájaros en mantos

Luzco collares fosforescentes
aretes de luciérnagas en celo
Conozco los piojos, el hambre
el miedo a las olas
la rosa de los vientos de los hijos
y el sabor armado en las axilas

Yo/mujer/ Ana Xóchitl crezco con toda mi acidez
Cobijo con rebozo sangrante mi cuerpo de venada herida
Mi rostro de oscuro zapote sonríe/cruje de gozo 
iluminada en la arena
y  un humor amaneciendo en mis espaldas


UNA MUCHACHA, HIJA DE CIRCE

Acaricia sus entrañas en un baño público
besa el reflejo de su rostro bajo la luz de neón
Esa muchacha decidió ser Pándora
Su alma se abre con racimo de suspiros
regalo eterno de las hijas de Circe
 cuerpo es el arca de la sabiduría
su monte de Venus, su corazón
Ama la media luna de sus uñas y su fertilidad
Ofrenda sus ojos y sus venas, se erige diosa y reza

Madre nuestra que compartes mis entrañas
y mi cielo
dame a luz
alumbra mi camino
la vida es nuestra
mi amor es contigo
bendita eres como todas las mujeres

Esa muchacha se desangra en un baño público
taladra sus tímpanos el ulular de una sirena


DOS MIL DOCE

Ahora
en mi país se baila 
sin son pero con ton
De qué el llanto ahogado
De qué el grito desahuciado
La vida está cara
la muerte viva
¿dólares o euros?
tribunales y quimeras,
poderes, préstamos, pagos
usurpadores, arribistas,
banqueros, policías, menudistas.
Las horas de la mañana
las siete plumas,
las treinta y dos órdenes: 
desnúdate,  quema tu casa 
alquílate por medio kilo
tortilla, techo, metro
atrás la televisión, apaga el espot
incendia la controversia
atropella la elección
compra, vende, entrega, desembolsa
la pistola está en el aire
la muerte becada, por los gracias por darnos trabajo
le debo mi niñez 
me quedo con la ternura
es tan joven
usted puede desesperar
----------
los slim, los azcarrágas, los garza, los salinas
los zambranos, los peralta, los hernández,
sus monex, yates, torres, sus jetset, sus felices jetas
los peñas, los calderones, los maderos, los beltrones,
los fernández, los gordillos, los chuchos,  
y sus secretarias y sus  trolls 
 la cotización en la bolsa, perdone usted:
mi mascota es más importante que su vida
perpendiculares a tus oficios
no más sangre, no más sangre,
no más sangre
Son las doce horas del dos mil doce
¡que vivan los estudiantes, juntitos y bailando!
Un hurra por los mexicanos libres 
¡qué viva México, carajo!
¡qué viva!


BORIZONTE 

Nacemos con una herida de muerte
cicatriz en el entrecejo

Hoy recogiste tus piernas
y te fuiste sin decir adiós
como quien abandona 
su par de muletas
debajo de una cama 
demasiado mullida

Hoy nadaste contracorriente
como salamandra 
descubriendo sus pulmones
buscando la orilla del estero.

Tu aquí ante el ¿cómo estás ?
era un sonar de naufragio
s.o.s que no quería ser
fata morgana de tu pecho

Un viaje
de borrón y pluma nueva
Afinando tu propia tonada,
habrás de tomarle
el pulso a la vida,
oyendo la llamada del mar
o navegando en el desierto
Tu propia razón de ser. 

Tanto dolor
 encoge mis huesos
astilla mi sangre

Te escribo 
todos los días
porque 
no te puedo besar 
todas las noches

Te sueño todo el día
beso el aire 
para que te bese 

y te mando
corazones rotos
en las patas 
de las abejas

El amor inaugura la mañana
extiende la noche
o nos tiende un abismo.

La soledad de ti 
es querencia concreta
es un nosotros quebrado
una familia sin cuello 
y sin cumpleaños

el viento de febrero 
puede aligerarte el paso
pero no puede
llevarse mis recuerdos

tus dedos largos arañando el infinito
tus cejas de águilas en pleno beso
tus ojos negros de carbón ardiendo

La Soledad es
leucocito de la existencia
oxígeno de la vida
un óvulo del vacío

Te amaré toda mi vida
Te esperaré siempre
embarazo a dos corazones
y mil canciones


Y TÚ TE ME IBAS

y tú te me ibas                         te me fuiste
te amo mío                               insomnio nuestro 

y tú te me ibas                         te me fuiste
los labios que braman             desnuda la aurora

y tú te me ibas                        te me fuiste
la vida extraviada                    la ciudad ocupada

y tú te me ibas                        te me fuiste
la pelvis enviudecida               el verano que no fuimos

y tú te me ibas                        te me fuiste
te amo no mío                         sin mí


SÓLO SOY CUERPO Y PALABRAS

Soy lo que he sido
lo que estoy
Soy una que no he sido
No me descubro
Me reinvento

Soy solo cuerpo 

Estoy.
Bailo sobre mis horas
y mi cintura 
¡ah!  trompeta al viento

Me olvido 
camino muda 
mi sexo en espiral
arribada la piel 
acuerpada de palabras
asaltada de palabras
anochecida de palabras

En el centro de la noche
en el insomnio 
no soy ni estoy
Las palabras me son

en un ramo de niñas
me estoy en las palabras
en un arco de chaquiras
me estoy en brasas

en un charco de golondrinas
me asombro en ascuas
en una charla de anginas
haraganas y libertinas
soy en las palabras

intensal
pasional
animal
habito mi cuerpo
curvado de palabras

antepasada futura
pólvora lluevo
quemo palabras

Yo que solo soy cuerpo y palabras



*Pita Ochoa. Nunca me he ganado ningún premio. No concurso para ser poeta. No pido becas ni me pagan por escribir poesía. Sigo siendo marginada por voluntad propia. Los antologadores oficiales me detestan. Así que sigo siendo sólo una poeta infra que publica donde y con quienes tiene vibras en común. Estoy pues en las antologías de los infras donde estén, y de los horazerianos del Perú. Comparto poesía en aceras, parque, cafés, bares, cantinas, salas, recámaras... Y sí, a veces, en eventos culturales. Escribo porqué sí. Y leo con voz fuerte y con respiración entrecortada. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario